Las diócesis en Chile se han organizado para ayudar a los mil damnificados del incendio que consumió 245 casas en la ciudad de Valparaíso el pasado 24 de diciembre.

El incendio que afectó los cerros O’Higgins, Rocuant, San Roque y Ramaditas se mantuvo activo por tres días ya que las ráfagas de viento dificultaban su extinción.

Luego de esto, algunas diócesis en Chile organizaron ayudas solidarias para las mil personas que perdieron todo y tuvieron que ser ubicadas en albergues. 

De esta forma, la Pastoral Social Cáritas de Linares se organizó para entregar 202 kilos de leche especial para niños por un monto aproximado de cuatro millones y medio de pesos, unos 5900 dólares.

La donación reunida por el Obispo de Linares, Mons. Tomislav Koljatic, fue entregada el 30 de diciembre en la Diócesis de Valparaíso por Beatriz Díaz, Coordinadora de la Pastoral de Ayuda Fraterna y Red Solidaria de Alimentación y Roberto Águila, Coordinador de Pastoral de la Salud y Emergencia, ambos de la Pastoral Social Caritas de Linares.

En tanto, la Diócesis Santa María de los Ángeles alentó la donación en dinero durante las Misas del domingo 5 de enero o haciéndola llegar hasta la Pastoral Social diocesana, ubicada en la calle Arturo Prat 299.  

Los aportes, indicaron, se traducirán en la donación de “kits de herramientas, materiales de construcción y generadores de electricidad, donde sea necesario”. 

También la Diócesis de Talca alentó la donación en dinero durante las colectas dominicales del 5 y 12 de enero con el objetivo de capacitar a los dueños de casa en la reconstrucción de sus viviendas y la entrega de kits de herramientas, materiales de construcción.

A su turno, la Diócesis de Valdivia realizó una colecta en dinero durante las Misas del domingo 29 de diciembre.

De otro lado, la congregación Sagrados Corazones incentivó la recolección de útiles de aseo, pañales y alimentos no perecederos para ayudar al Colegio San Damián de Molokai, perteneciente a la congregación.

La comunidad educativa se encuentra realizando un catastro exacto de la ayuda necesitada ya que hasta el momento seis familias han sido afectadas junto a familiares y amigos de los trabajadores.

Estas iniciativas espontáneas se suman a la campaña organizada por Cáritas Valparaíso llamada “En Valparaíso nace la esperanza” y que tiene como objetivo implementar un trabajo de rehabilitación en la línea comunitaria, medios de vida y de vivienda. 

La línea comunitaria busca desarrollar un acompañamiento integral a las familias afectadas, activar los vínculos comunitarios y la articulación con redes de apoyo local; mientras que los medios de vida contempla la recuperación de la actividad productiva y de comercialización de las familias afectadas, acompañando el desarrollo de iniciativas de micro emprendimiento, entendiendo la importancia que tiene el trabajo para toda la familia y la necesidad de generación de mayores ingresos para hacer frente al desafío de la reconstrucción.

Por último, en cuanto a la vivienda se espera beneficiar a varias familias con equipamiento doméstico de primera necesidad para sus nuevos hogares, complementando los subsidios ya otorgados por el Estado.

Más información en: donaciones@caritaschile.org teléfono: +56 229230400.