El barco hospital “Papa Francisco” recorre el río Amazonas en Brasil para llevar ayuda a las poblaciones selváticas en medio de la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus.

La idea del Barco Hospital “Papa Francisco” surgió de un cuestionamiento del mismo Pontífice durante su visita a Brasil en 2013 para la Jornada Mundial de la Juventud.

En esa ocasión, el Papa visitó en Río de Janeiro un hospital dirigido por la Hermandad de San Francisco de Asís en Providencia de Dios y preguntó a los frailes si estaban presentes en la Amazonía, alentando así la realización de un proyecto dirigido a esta región.

El barco se inauguró en julio de 2019 y empezó a navegar el río Amazonas en septiembre del mismo año.

Según indica la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), en este año de servicio el barco hospital ha dado más de 46 mil consultas en municipios que bordean el río Amazonas.

Fray Joel Sousa, integrante de la coordinación del barco, indicó en una entrevista a la CNBB que la iniciativa cumple un año de ayudar a la gente en la Amazonía y ha traído salud y esperanza a las personas que viven cerca de la ribera del río. 

“Como también estamos llamados a ser una Iglesia en salida, somos un hospital que va al encuentro” de los necesitados, agregó.

Como se especifica en el sitio web de la Asociación de Fraternidad de San Francisco de Asís en Providencia de Dios, la nave mide 32 metros de largo y la estructura incluye consultorios médicos, dentales, quirófano, sala oftalmológica, laboratorio de análisis, equipos de rayos X, ultrasonido, ecografía, entre otros servicios.

Fray Sousa indicó que luego de reorganizarse, el barco se puso a disposición de los necesitados y ahora brinda ayuda en medio de la pandemia de coronavirus que ha golpeado fuertemente al país.

Según la Universidad Johns Hopkins, Brasil cuenta con más un millón de casos confirmados de coronavirus y más de 72 mil personas fallecidas por la enfermedad.

“No podríamos estar fuera de esta lucha. Nos reunimos y nos reorganizamos para que juntos también pudiéramos luchar contra el COVID-19”, señaló fray Sousa.

Además, explicó que la atención está a cargo del personal de salud capacitado y que ayudan a concientizar a la población sobre las medidas para evitar la propagación de este virus.

“Estamos tratando principalmente a personas con síntomas de gripe y síntomas leves de COVID-19. El médico realiza las consultas y también entregamos medicamentos al departamento de salud local”, concluyó.