Servicio Católico de Noticias 
 Iglesia en México anuncia medidas concretas contra abusos sexuales.
Servicio Católico de Noticias
Iglesia en México anuncia medidas concretas contra abusos sexuales.

CIUDAD DE MÉXICO (ACI).- La Conferencia de Episcopado Mexicano (CEM) lanzó un plan de trabajo que detalla las nuevas “Líneas de acción para la protección de menores” a fin de evitar posibles abusos por parte de miembros del clero y agentes de pastoral.

Las líneas de acción fueron presentadas en un comunicado del CEM este martes 5, luego de la reunión que su Consejo de Presidencia tuvo con el Papa Francisco el 1 de marzo.

Las acciones propuestas se dividen en cinco objetivos concretos desarrollados a lo largo del texto: diagnóstico, prevención, justicia y respuesta, apoyo a víctimas, y promover el respeto por la ley.

A través del diagnóstico se pretende “dimensionar y transparentar el problema del abuso sexual infantil”, con la recopilación de información especializada, incorporando los 21 puntos propuestos durante el encuentro mundial para la protección de menores realizado en Roma, entre otros.

Con la prevención se busca “implementar políticas, protocolos, controles y mecanismos institucionales en cada diócesis” para que ningún niño sea abusado. En este punto se propone formar a los sacerdotes y que la Conferencia Episcopal sea el órgano encargado de dirigir, supervisar y verificar las acciones de cada diócesis, establecer comisiones, actualizar las líneas de acción, entre otros.

El objetivo de justicia, por su parte, pretende “verificar el cumplimiento de la legislación civil y canónica por parte de las instancias responsables en todos los casos de abuso”, y para ello se precisa que “ningún abuso debe ser jamás encubierto ni infravalorado”.

Asimismo, la CEM señala que debe reforzar el Equipo Nacional de Protección de Menores, utilizar las estructuras eclesiales para facilitar el trabajo de investigación, volver completamente funcional el sitio web, crear centros de escucha, etc.

El cuarto punto se refiere al apoyo a las víctimas, brindando “apoyo humano, espiritual, psicológico y/o material que requieran conforme a los principios de proporcionalidad y necesidad”

Finalmente, la CEM propone promover el respeto por la ley, haciendo llamados constantes a denunciar los abusos.

En su comunicado los obispos informaron que, con relación al número de casos de abusos sexuales en el país y en pro de la transparencia, han “encomendado” al Equipo Nacional de Protección de Menores (conformado por laicos, independientes y expertos), a que “revisen toda la información disponible en torno a los mismos y previo análisis jurídico de cada uno de los asuntos nos indiquen la forma más adecuada de hacerlo”.

“Es importante destacar que cada uno de los asuntos tiene particularidades que implican la necesidad de un análisis exhaustivo de tal suerte que se proteja la identidad de las víctimas, se cuide el debido proceso y los derechos humanos de los probables responsables”, continúa el texto.

Sobre la información dada a conocer previamente sobre sacerdotes perpetradores de abusos, la CEM aseguró que “es parte de este esfuerzo de transparencia y se irá profundizando y precisando conforme a los avances que este equipo vaya obteniendo”.