El Perú ocupa el segundo lugar en América Latina y el puesto trece a nivel mundial de países con más casos de coronavirus COVID-19; con 58.526 infectados, 1.627 fallecidos y 18.388 recuperados.

Una de las zonas más afectadas es la Amazonía, hasta el momento en las regiones de Loreto y Ucayali. En el primer caso las muertes por coronavirus han aumentado dramáticamente, colapsando los hospitales de su capital Iquitos, pues la región no cuenta con los recursos necesarios para atender la emergencia, como balones de oxígeno y medicinas.

En el caso de Ucayali, ubicada al sur de Loreto, en tres semanas ya registra 1.169 casos positivos de coronavirus y 38 fallecidos, señaló el Ministerio de Salud del Perú. Además, hasta ayer habían 80 hospitalizados y 5 pacientes en cuidados intensivos (UCI), señaló Federico Tong, gerente central de Atención al Asegurado del Seguro Social de Salud (Essalud).

“La situación es muy grave, los hospitales básicamente han colapsado. Hacen falta medicamentos, hace falta tanques de oxígeno. A los hospitales se les ha encontrado con poca preparación frente a esta pandemia”, señaló en declaraciones a ACI Prensa, Mons. Augusto Martín Quijano, Vicario Apostólico de Pucallpa, capital de esta región.

Actualmente, en Ucayali “hay una planta de oxígeno que tiene capacidad de aproximadamente 25 balones diarios” y están arreglando otra planta que va a proveer “unos 200 balones. Entonces entre ambas plantas podrán obtener “de 220 a 230 balones”, señaló el Prelado.

Sin embargo, “esto no es suficiente para el oxígeno que se necesita”, pues la demanda llega a ser entre “600 o 700 balones al día”, en un lugar donde habitan 600 mil personas, añadió.

En relación con la demanda de medicinas, el Prelado dijo que “la gente está muy disgustada y sobretodo está sufriendo”, pues los medicamentos se están vendiendo localmente a un sobreprecio exagerado por la coyuntura de la emergencia sanitaria.

“Sé que la gente inmediatamente después de una consulta va a buscar medicamento y los encuentra a precios muy elevados, casi más del 200 o 300 por ciento” de cada medicina, “especialmente todos los medicamentos que son relacionados al tratamiento del COVID-19”, señaló.

“Con respecto a las comunidades nativas y las comunidades ribereñas, el seis de mayo me comunicaron en la tarde que el COVID-19 ya ha llegado a una de las comunidades, y ahora hay 3 personas con todos los síntomas”, señaló con tristeza el Prelado a ACI Prensa. Dijo que esta noticia significa que el virus se va a expandir y que “lamentablemente los más afectados van a ser todos los que viven cerca de los ríos, porque los hospitales están muy lejos”.

Al respecto, Mons. Quijano explicó que la situación de las más de 200 comunidades nativas es la más compleja en Ucayali de cara al coronavirus, porque en esas zonas no hay hospitales, sino solamente en las ciudades, a donde es muy difícil llegar, pues la distancia entre las comunidades nativas y las ciudades es de una hora a 15 horas.

Además, explicó que la única forma de transportarse desde las comunidades nativas hasta las ciudades y viceversa es través de “peque peques” o “chalupas”, que son embarcaciones fluviales pequeñas hechas de madera y que por sus características no podrían trasladar a los enfermos rápidamente ante una emergencia de salud.

“Lamentablemente, los pasajes en las chalupas han subido y traer un enfermo en ‘peque peque’ significa la muerte, porque se demora mucho más”. A manera de ejemplo, si uno se demora 40 minutos para llegar a un lugar, en un “peque peque” llegas en tres horas, agregó.

Mons. Quijano también advirtió que es un peligro inminente que la expansión del virus se dé por Brasil, pues Purús, la comunidad nativa más alejada de Ucayali, si bien está aislada de la ciudad, está cerca al país vecino. A esto se suma que las comunidades nativas están entre sí a una distancia de 20 a 40 minutos.

“Vamos a rezar para que las cosas no se vayan de control en esos sectores”, señaló el Prelado y expresó la urgencia de que el Estado se movilice rápidamente para atender la emergencia en Pucallpa, pues además de las carencias en recursos materiales y equipos médicos, cada vez hay menos personal de salud disponible.

El 4 de mayo “renunció el director del Hospital Regional, porque no tenía logística, ni personal en administración y tampoco tenía instrumentos necesarios para la protección”. El 6 de mayo “nombraron una nueva directora…En eso estamos, tendremos que luchar para salir adelante, por eso es que la ciudadanía se está uniendo…para salir al encuentro”, señaló.

Frente a esta situación, el Vicariato Apostólico de Pucallpa ha lanzado la campaña “¡Ucayali nos necesita!” que busca recaudar dinero para levantar una planta de oxígeno, adquirir balones de oxígeno, así como medicinas y equipos de protección personal para los trabajadores de salud de los hospitales.

Además, está llevando otras acciones concretas a nivel pastoral y social para ayudar a la población en medio de la pandemia.

A nivel pastoral, Mons. Quijano informó a ACI Prensa que “hay un sacerdote que está muy cerca de los hospitales, animando a la gente, a los enfermos” y señaló que “por medio de las redes, los sacerdotes van acompañando a su parroquia, ofreciéndoles la reflexión de la Palabra de Dios,… la Eucaristía” con el objetivo de “construir la iglesia doméstica en cada hogar”.

El Prelado también mencionó que si bien son “muy pocos”, hay sacerdotes que están llevando los sacramentos y últimos ritos a los enfermos y moribundos “en los lugares más críticos”.

A nivel social, a las dos semanas de la pandemia el Arzobispado salió al encuentro de las personas que necesitaban alimentos y repartió “aproximadamente unas 2.800 canastas básicas”, dijo Mons. Quijano. Además, se donaron manómetros para los balones de oxígeno que los hospitales requerían urgentemente, añadió.

Sobre la campaña “¡Ucayali nos necesita!”, en un mensaje publicado en el sitio web de la Agencia de Noticias del Episcopado Peruano (ANCEP), Mons. Quijano llamó a “la solidaridad de todos. Necesitamos salvar vidas y necesitamos atender a todas esas familias que en estos momentos están sufriendo por la pandemia. Esperamos tu ayuda. Somos una sola familia y como familia tenemos que defendernos”.

La campaña es impulsada en el fanpage de facebook Ucayali Solidario y otros medios digitales con el hashtag #UcayaliSolidario, y se están sumando ciudadanos, empresarios, médicos y representantes de la Cámara de Comercio local.

Hasta hoy en la tarde, esta cruzada de solidaridad reunió 128,230 soles y 3,547 dólares. Al respecto, Mons. Quijano dijo el 6 de marzo que lo recaudado es “gracias a los aportes de los ciudadanos, el granito de arena: 20 soles, 30 soles, 100 soles, 200 soles”, y esperan que también “se manifiesten los empresarios” que han trabajado o están trabajando en Pucallpa. En ese sentido, agradeció a los ciudadanos que hacen el esfuerzo para donar.

El Prelado también señaló a ACI Prensa que “la meta es llegar a dos millones de soles” (aproximadamente 588,235.294 dólares), porque “las necesidades en nuestro Ucayali son muchas” y espera que se pueda conseguir 500 balones de oxígeno, una fábrica de oxígeno, una planta de oxígeno “y también un dinero para medicinas y para material de protección de los médicos”.

“Esperamos que colabores con tu granito de arena. Nosotros estamos esperándote, porque somos una gran familia y somos solidarios”, concluyó.

Los interesados en realizar donaciones económicas pueden hacerlo a los siguientes números de cuenta bancaria:

Cuentas Corrientes

Razón Social: Vicariato Apostólico de Pucallpa

RUC: 20166789291

BCP: 480-2659387-0-77                                       

CCI: 00248000265938707722                                    

BCP dólares: 480-2583123144

CCI: 00248000258312314421

INTERBANK soles: 7603002482260                        

CCI: 003760003002482260-60                                

INTERBANK dólares: 7603002482277

CCI: 003760003002482277-64

CUENTA BANCO DE LA NACIÓN:

P. Daniel Bardales

DNI: 43379538


N° de Cuenta: 04-519-052135

CCI: 018-519-004519052135-96


Para más información sobre las donaciones, contactarse con Paulo Martinez al siguiente número de celular:  +51943088153