CIUDAD DE PANAMÁ (ZENIT).- La Misa de Envío de la Jornada Mundial de la Juventud de Panamá, presidida por el Papa Francisco, ha sido una fiesta de alegría, testimonio y color, que ha supuesto la clausura de la JMJ 2019, pero a la vez punto de partida para los miles de jóvenes que regresarán a sus países como misioneros.

Será el ‘sí’ lo que estos miles de jóvenes de los cinco continentes lleven a sus países, el ‘sí’ valiente, sin miedo, que como María, deja el camino abierto a la voluntad de Dios. “Dios es real porque el amor es real, Dios es concreto porque el amor es concreto”, es el mensaje que ha dejado el Papa a los muchachos de todos los países.

“Ustedes jóvenes, deben pelear por su espacio hoy, porque la vida es hoy, nadie te puede prometer un día del mañana, tu vida hoy es hoy, tu jugarte es hoy, tu espacio es hoy. ¿Cómo estás respondiendo a esto?”, una vez más, el Pontífice los apela en su misión.

El grito de “¡¡Esta es la juventud del Papa!!” ha acompañado al Papa hasta el último momento de esta JMJ, en la que han participado más de 100.000 peregrinos de otros países, y otros miles se han sumado de Panamá.

5 jóvenes de diferentes países han leído las peticiones en la plegaria, en inglés, francés, portugués, italiano y español, en el Campo de San Juan Pablo II, en Metro Park, Ciudad de Panamá.

Del mismo modo, para entregar las ofrendas al Santo Padre, han subido al altar varios chichos y chicas de Latinoamérica envueltos en sus coloridas banderas.

JMJ Lisboa 2022


Al final de la Misa, el Cardenal Kevil Joseph Farrel, Prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, ha anunciado que Lisboa será la sede para la próxima Jornada Mundial de los Jóvenes, en el verano de 2022.

El Presidente Juan Carlos Varela y su mujer han estado presentes en esta Eucaristía, que el Papa ha dado por concluida rezando a la Virgen, representada en la imagen de Santa María la Antigua, Patrona de Panamá.

Al final de la celebración, el Santo Padre ha dado gracias a Dios por habernos dado la posibilidad de compartir estos días y vivir nuevamente esta Jornada Mundial de la Juventud, y ha agradecido la acogida al Presidente de la República de Panamá, así como al Arzobispo Mons. José Domingo Ulloa.

“Estamos en camino”

Como hemos escuchado tantas veces durante estos días en el Himno de esta JMJ: “Somos peregrinos que venimos hoy aquí desde continentes y ciudades”. Estamos en camino, sigan caminando, sigan viviendo la fe y compartiendo la fe. Y No se olviden que no son el mañana, no son el “mientras tanto” sino el ahora de Dios.

“Vuelvan a su parroquias y comunidades, a sus familias y a sus amigos, y transmitan esta experiencia, para que otros puedan vibrar con esa fuerza e ilusión que ustedes tienen. Y con María sigan diciendo “sí” al sueño que Dios sembró en ustedes”, ha invitado Francisco a los jóvenes.