Servicio Católico de NoticiasEl Obispo Santiago Silva Retamales, Presidente de la Conferencia Episcopal de Obispos de Chile, habló en conferencia de prensa después de haber recibido una carta del Papa Francisco acerca del caso de Mons. Barros.
Servicio Católico de Noticias
El Obispo Santiago Silva Retamales, Presidente de la Conferencia Episcopal de Obispos de Chile, habló en conferencia de prensa después de haber recibido una carta del Papa Francisco acerca del caso de Mons. Barros.

SANTIAGO (ACI).- Luego de la carta del Papa Francisco sobre el caso de Mons. Juan Barros, el Presidente del Episcopado de Chile, Mons. Santiago Silva, anunció que llevarán a Roma un plan de renovación de la Iglesia en el país y no descartó la posibilidad de que el Pontífice “pida a algunos (obispos) que dejen su diócesis”.

“Es posible que el Papa le pida a algunos (obispos) que dejen su diócesis. Eso está dentro de las posibilidades”, dijo Mons. Silva a El Diario de Cooperativa.

En su carta firmada el 8 de abril, el Santo Padre convocó a los obispos de Chile a una reunión en Roma para tratar el informe elaborado por Mons. Charles Scicluna, luego de escuchar los testimonios que acusan a Mons. Barros, Obispo de Osorno, de haber encubierto los abusos sexuales cometidos por el sacerdote Fernando Karadima.

En la misiva el Papa también admitió que cometió “graves equivocaciones de valoración” en este caso y pidió “perdón a todos aquellos a los que ofendí”.

En sus declaraciones, Mons. Silva sostuvo que en el encuentro con el Santo Padre “ya nosotros mismos vamos a proponerle al Papa un plan de renovación de la Iglesia”.

“Que tiene que haber una solución drástica, fuerte e intensa, eso sin lugar a dudas. Aquí no se trata sólo de un matiz de superficie, aquí se trata de meterse en el núcleo de la dificultad, del núcleo de la crisis, de solucionarla”, afirmó el también Obispo Castrense.

El Presidente de la Conferencia Episcopal Chilena (CECh) recalcó que tenemos que “hacernos cargo con mucha responsabilidad de la situación, ser muy audaces para buscar soluciones y para salir adelante”.

Respecto a la “falta de información veraz y equilibrada” que indica el Papa en su carta, Mons. Silva señaló que “el Santo Padre recibe un cúmulo de información de diferentes niveles”.

“En el caso nuestro, Conferencia Episcopal, oportunamente se dijo lo que se tenía que decir el comité permanente de aquel tiempo (...). Del comité permanente de aquel tiempo no procede esa información”, sostuvo Mons. Silva.

Obispos acogen la carta del Papa con “fe y obediencia filial”

En el mensaje conclusivo de la 115ª Asamblea Plenaria de la CECh, los obispos valoraron que en la carta el Papa “abre su corazón ante el dolor abrumador de los abusos” y aseguraron que acogen su mensaje con “fe y obediencia filial”.

Asimismo, expresaron su “dolor y vergüenza porque, a pesar de las acciones realizadas estos años, no hemos logrado que las heridas de los abusos sanaran en los corazones de muchas víctimas y siguen siendo una ‘llaga’ abierta en el corazón de la Iglesia en Chile”.

Renovaron su esperanza de ver en esta “intervención del Sucesor de Pedro un camino concreto para que juntos podamos ayudar a sanar y reparar las heridas que aún permanecen abiertas. La carta del Papa la recibimos como una invitación a asumir con magnanimidad y humildad este desafío”.

Finalmente, pidieron a las comunidades consejo y oración, ya que “queremos hacernos cargo de los errores que nos correspondan y corregirlos, de tal forma que la Iglesia sea, cada vez más, un ambiente sano y seguro para niños, niñas y jóvenes”.