El Administrador Apostólico de Santiago de Chile, Mons. Celestino Aós, expresó su deseo de reunirse con las víctimas de abusos cometidos por miembros del clero, para escucharlas e invitarles a dar su aporte en la prevención y lucha contra estos delitos.

“Yo espero reunirme, y convoco a todos aquellos que han sido víctimas para que puedan hacer su aporte -desde el dolor, a veces también diría desde la rabia- para salir hacia adelante, para conformar una Iglesia que esté más cercana del Evangelio, más cercana de Jesucristo y desde allí pueda ser efectivamente un referente para toda la humanidad, porque los abusos no son solo dentro de la Iglesia”, afirmó en declaraciones a EWTN y ACI Prensa durante su viaje a Roma.

En ese sentido, envió un mensaje a las víctimas de abusos y a sus familiares para decirles que “estamos con ellos, sentimos el dolor, tratamos de sentir el dolor que han padecido, quisiéramos que nunca hubiera ocurrido eso y que estamos dispuestos a luchar, en cuanto esté de nuestra parte, para que eso no ocurra”.

Además, el religioso señaló que “la Iglesia de Chile está manifestando, como ninguna otra institución, el trabajo en este sentido. Son miles y miles de agentes pastorales en todo Chile que asisten a cursos de preparación para enfrentar estos casos”.

Mons. Aós destacó a ACI Prensa que la prioridad formativa del clero será “seguir a Jesucristo y seguir a Jesucristo en ese estilo que él marca”, porque “en la Iglesia la autoridad es servicio y en la Iglesia el sacerdote tiene que ser un servidor”.

“No puede ser nunca ese clericalismo que el Papa tantas veces censura: porque soy sacerdote tengo privilegios, tengo derechos, tengo el poder (...). Somos indudablemente un grupo aparte en cuanto a que tenemos el sacerdocio ministerial, pero eso no nos hace mejores, sino que nos hace distintos en cuanto tenemos que desempeñar una función diferente y tenemos una obligación mayor de ser más santos, de ser mejores cristianos, porque el sacerdote es un bautizado que ejerce esa función”, exclamó.

Por ello, el religioso remarcó que “así como queremos que un profesional sea un buen profesional, queremos de una mujer que ha recibido el don de la maternidad sea una buena mamá, queremos que aquel que ha recibido la imposición de manos sea un buen presbítero”.

Durante su visita a Roma, Mons. Aós se reunió con el Santo Padre el viernes por la tarde y este martes 9 de abril concelebró con el Pontífice la Misa en la Casa Santa Marta.

Además, el Administrador Apostólico de Santiago de Chile visitó diferentes dicasterios y tuvo reuniones de trabajo con el Arzobispo de Boston (EEUU) y Presidente de la Comisión Pontificia de Protección de Menores, Cardenal Séan O’Malley; así como con el Arzobispo de Malta y Secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Mons. Charles Scicluna.