Servicio Católico de Noticias
Mons. Silvio José Báez, acompañndo al Cardenal Leopoldo Brenes Solorzano de Managua, arrivando a un evento de protesta contra el gobierno en la ciudad de Diriamba, en el cual más tarde ambos clerigos junto con la multitud fueron atacados por grupos armados simpatizantes del gobierno, el pasado 9 de julio.
Servicio Católico de Noticias
Mons. Silvio José Báez, acompañndo al Cardenal Leopoldo Brenes Solorzano de Managua, arrivando a un evento de protesta contra el gobierno en la ciudad de Diriamba, en el cual más tarde ambos clerigos junto con la multitud fueron atacados por grupos armados simpatizantes del gobierno, el pasado 9 de julio.

MANAGUA (ACI).- Mons. Silvio José Báez, Obispo Auxiliar de Managua en Nicaragua, denunció este 17 de julio un nuevo ataque de grupos paramilitares afines al régimen de Daniel Ortega, y pidió que el mandatario “detenga la masacre”.

A través de su cuenta de Twitter, Mons. Báez denunció que “atacan Monimbó”, barrio al sur de la ciudad de Masaya.

¡Atacan Monimbó! Las balas están llegando hasta la parroquia María Magdalena, en donde está refugiado el sacerdote. ¡Que Daniel Ortega detenga la masacre! ¡A la gente de Monimbó les ruego, salven sus vidas! 

“Las balas están llegando hasta la parroquia María Magdalena, en donde está refugiado el sacerdote. ¡Que Daniel Ortega detenga la masacre! ¡A la gente de Monimbó les ruego, salven sus vidas!”, dijo el prelado.

De acuerdo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, suman cerca de 300 muertos en los últimos tres meses en medio de la violenta represión del gobierno de Nicaragua y los grupos paramilitares afines contra manifestantes en el país.

Recientemente, los grupos paramilitares atacaron al Arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo José Brenes; el Obispo Auxiliar de Managua, Mons. Silvio José Báez; y el Nuncio Apostólico, Mons. Waldemar Somertag.

El domingo 15 de julio, paramilitares dispararon contra el vehículo en que viajaba el Obispo de Estelí, Mons. Abelardo Mata, cuando regresaba de celebrar una Misa.

 

Mons. Báez pidió “a todos los católicos de Nicaragua” que se unan en oración por el pueblo de Monimbó.

“Dejemos lo que estamos haciendo por unos minutos y hagamos silencio y dirijamos nuestra voz y nuestro corazón al Señor”.

“¡Señor, concede la paz a Nicaragua! ¡Señor protege a Monimbó!”, pidió.