Ante la violencia desatada en el Capitolio de Washington D.C. (Estados Unidos) por simpatizantes del gobierno de Donald Trump que buscaban detener la confirmación de Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos, el secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Mons. Alfonso Miranda Guardiola, hizo un llamado a que prevalezcan “la democracia y el Estado de derecho”.

A través de Twitter, Mons. Miranda Guardiola señaló que los obispos mexicanos “lamentamos los hechos y las muertes ocurridos en el Capitolio de los EE.UU.”.

“La democracia y el Estado de derecho deben prevalecer sobre los actos de violencia”, indicaron.

“A los muertos y contagiados por la pandemia, no agreguemos más víctimas por disturbios, insurrecciones y guerras”, alentó el Secretario de la CEM.

La violenta protesta buscaba anular los resultados de las elecciones presidenciales, tras varias afirmaciones de que los resultados en algunos estados de Estados Unidos eran fraudulentos. Los manifestantes lograron ingresar al Capitolio y causaron destrozos en su interior.

Algunos manifestantes parecían pensar que todavía había un camino para que el presidente Donald Trump ganara la presidencia, a pesar de la decisiva victoria de Joe Biden en el colegio electoral.

Como resultado de las manifestaciones cuatro personas murieron, alrededor de 14 resultaron heridas y se realizaron más de 50 arrestos.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, presidió el conteo de votos que los manifestantes intentaron bloquear. Después de la violencia desatada por las protestas, en la madrugada del 7 de enero se confirmó a Joe Biden como nuevo presidente del país.

Tras la confirmación de Biden, Donald Trump dijo en un comunicado que “a pesar de que discrepo totalmente con el resultado de la elección, y los hechos me respaldan, sin embargo habrá una transición ordenada el 20 de enero. Siempre he dicho que continuaríamos nuestra lucha para asegurar que solo los votos legales fueran contados. Aunque esto representa el final de un gran primer gobierno en la historia presidencial, ¡solo es el inicio de nuestra lucha para hacer América grande otra vez!”.