Francisco Lara/El Centinela
México se merece algo más, por ello invito a que gritemos nuevamente unidos por una Independencia que dé paz, seguridad y progreso”, expreso el Arzobispo Garfias.
Francisco Lara/El Centinela
México se merece algo más, por ello invito a que gritemos nuevamente unidos por una Independencia que dé paz, seguridad y progreso”, expreso el Arzobispo Garfias.

REDACCIÓN.- La Conferencia Del Episcopado Mexicano publicó una carta por motivo de las Fiestas Patrias 2018, y el 208º Aniversario de la Independencia de México, invitando a todos a sumarse con un espíritu patriótico en estas fiestas y a comprometerse a luchar por obtener una mejor sociedad actual.

En esta ocasión los obispos mexicanos en voz de Mons. Carlos Garfias Merlos, Arzobispo de Morelia, invitaron a todos los mexicanos, a que con la fuerza de un solo “Viva México”, el país se cimbre y se destruyan las divisiones que han los han afectado, se regrese la seguridad y tranquilidad tan anhelada.

“Que este año 2018 nuestro grito nos libere de la corrupción, los odios y la falta de sensibilidad entre mexicanos; y nos constituya en un país donde el respeto y la dignidad de todos sean los valores que enarbolen nuestro patriotismo. Celebrar nuestras fiestas patrias es comprometernos a vivir mejor en nuestros ambientes. México se merece algo más, por ello invito a que  gritemos nuevamente unidos por una Independencia que dé paz, seguridad y progreso”, expreso el Arzobispo Garfias.

“El Grito de Independencia es un grito de libertad y de justicia social, y sus celebraciones anuales no deben ser un estéril recuerdo, sino la celebración viva de los ideales que nos dieron patria, libertad y justicia”, comentó. También pidió unidad en las ciudades, pueblos y comunidades, e invitó a sumarse todos a la organización en los eventos que las autoridades lleven a cabo “para enaltecer el espíritu patriótico de la ciudadanía y enaltecer el legado de los actores emblemáticos de la gesta independentista, como lo fueron Hidalgo, Morelos, Allende, Josefa Ortiz de Domínguez y otros”, dijo.

Pidió también que como aquellos independentistas lucharon por la libertad, también ahora los cristianos comprometidos luchen para mejorar la sociedad actual y así hacerla más solidaria, fraterna, libre, justa y en paz.