Manifestantes participan en una protesta contra el gobierno del presidente peruano Pedro Castillo, exigiendo su renuncia, en Lima, Perú, en esta foto de archivo del 9 de abril de 2022. En medio de una crisis política en la que el presidente, su esposa y miembros de su familia son acusados de corrupción y de aceptar sobornos, los obispos de Perú han llamado al diálogo y al compromiso de defender las instituciones democráticas. (Foto CNS/Angela Ponce, Reuters).
Manifestantes participan en una protesta contra el gobierno del presidente peruano Pedro Castillo, exigiendo su renuncia, en Lima, Perú, en esta foto de archivo del 9 de abril de 2022. En medio de una crisis política en la que el presidente, su esposa y miembros de su familia son acusados de corrupción y de aceptar sobornos, los obispos de Perú han llamado al diálogo y al compromiso de defender las instituciones democráticas. (Foto CNS/Angela Ponce, Reuters).

Los Obispos del Perú emitieron un comunicado en el que solicitan una “transición política” para salir de la crisis social, económica, moral y de gobernabilidad que se vive en el país durante el gobierno del presidente izquierdista Pedro Castillo .

“El consenso social pide dar paso a una transición política que busque urgentemente una salida a la profunda crisis actual, priorizando la necesaria reforma política pendiente para recuperar la credibilidad, la confianza y la esperanza”, expresó la Conferencia Episcopal Peruana en su comunicado, emitido el jueves 18 de agosto.

Los obispos peruanos indicaron que “estamos en un momento de profunda crisis social y política, que se manifiesta en una lucha interna entre los poderes Ejecutivo y Legislativo”.

Esto, indicaron, daña “gravemente la democracia y generando mayor división y conflicto, lo que conduce a un grave enfrentamiento entre peruanos y puede llevar a niveles incontrolables de violencia”.

“La ciudadanía no merece ver los espectáculos de enfrentamiento en y entre los poderes  públicos, especialmente del Ejecutivo y Legislativo, pues la confrontación permanente  profundiza su deslegitimación y la ciudadanía ya no se siente representada por ellos”, expresaron.

Asimismo, indicaron que todo esto, sumado a la corrupción, está afectando a los ciudadanos en varios aspectos fundamentales como la alimentación, la educación y el empleo.

Por ello proponen enrumbarse en un “proyecto de país” que garantice un “desarrollo humano integral de todos los peruanos”, defendiendo “la institucionalidad democrática” y rindiendo cuentas de la gestión pública.

“El diálogo democrático  responsable, respetuoso y vinculante es el único camino para dar una salida creativa,  clara, decidida y viable para superar la crisis en base a consensos firmes”.

Finalmente pidieron también que se respete la libertad de prensa, “que es uno  de los pilares de la democracia. Así mismo, solicitamos a los medios de comunicación  que informen y opinen con veracidad, honestidad y respeto”. 

Enfrentamientos políticos

El Perú vive una creciente tensión política entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo, con diversas denuncias de corrupción que alcanzan al Presidente de la República, Pedro Castillo, y su entorno político y familiar.

Es así que el jueves 18 de agosto el presidente del Consejo de Ministros de Castillo, Anibal Torres, acudió al Congreso para testificar, luego de ser acusado de instar a cerrar el Congreso en un encuentro oficial con organizaciones sociales. Torres negó tales acusaciones.