En medio de una ola de robos a iglesias en Ciudad de México, la Arquidiócesis Primada de México hizo un llamado a las autoridades a que atiendan “la situación de inseguridad que se vive en nuestro país”, pues “es urgente detener esta espiral de violencia”.

En un comunicado difundido este 31 de agosto, la Arquidiócesis de México señaló que en las últimas semanas seis parroquias y una capilla han sufrido robos al sur de la capital mexicana.

De acuerdo a la Arquidiócesis, las parroquias que sufrieron robos recientemente son: San Lorenzo Diácono y Mártir, en Huipulco, Santa María de los Apóstoles, Santos de América, Santo Cristo del Pedregal, Santos Reyes y el Señor de la Misericordia, la Parroquia de la Purificación de Nuestra Señora de la Candelaria, y la capilla del Niño Jesús, atendida por la parroquia de San Juan Bautista.

La Parroquia de la Purificación de Nuestra Señora de la Candelaria sufrió robos en dos ocasiones.

El caso más reciente y violento ocurrió el lunes 29 de agosto en la Parroquia Santos de América, donde los delincuentes amarraron al párroco, P. Jóse Luis Pérez, y a un grupo de seminaristas, para luego llevarse sus teléfonos celulares, computadoras y dinero de las alcancías de la iglesia.

La Arquidiócesis de México señaló que si bien en ninguna de las parroquias se han dado casos de heridos, “sí ha habido un detrimento patrimonial y la angustia de sufrir un asalto con amenazas”.

“Es de llamar la atención que estas parroquias se encuentran cercanas entre sí, en la misma zona geográfica, además de que todos los robos han ocurrido en los últimos días”, indicó.

“En todos los casos se han hecho las denuncias correspondientes y se dio aviso a las autoridades, con las que se ha establecido un contacto estrecho para que las investigaciones se desarrollen de la mejor forma”, añadió.

La Arquidiócesis lamentó que robos como los sufridos por las iglesias en la capital mexicana los “han padecido miles de mexicanos, en algunos casos con desenlaces más lamentables”.

“Confiamos en que, unidos, como sociedad, con un diálogo abierto, encontraremos el camino para darle a nuestro país la paz y la seguridad tan necesarias. Es urgente detener esta espiral de violencia”, expresó.