Un grupo de diez feligreses de la parroquia de Santa Elizabeth Ann Seton enfrentaron la lluvia, el viento y el frio para construir el altar para la Virgen al aire libre y permitir que los devotos puedan acudir a rendir tributo a la Virgen en su día. (Cortesía Christian Romero)
Un grupo de diez feligreses de la parroquia de Santa Elizabeth Ann Seton enfrentaron la lluvia, el viento y el frio para construir el altar para la Virgen al aire libre y permitir que los devotos puedan acudir a rendir tributo a la Virgen en su día. (Cortesía Christian Romero)

La lluvia, el viento y el frío no fueron obstáculo para el grupo de diez feligreses de la parroquia Santa Elizabeth Ann Seton, en Aloha, quienes se dieron a la tarea de construir un altar al aire libre para rendir homenaje a Nuestra Señora de Guadalupe y permitir de esta manera que los devotos puedan acudir a rendirle tributo según lo permitan sus horarios y reduciendo la exposición al contagio de Covid-19.

“Es un homenaje a nuestra madre, es lo mínimo que podemos hacer”, dijo Christian Romero, feligrés de la parroquia y líder en la ejecución del proyecto.

Esta noche, practicando el distanciamiento físico y utilizando mascarillas cubrebocas se iniciarán los honores a la Morenita de Tepeyac con una Vigilia frente al altar y el rezo del Santo Rosario a la media noche, dijo Romero. El Rosario será procedido por una serenata matutina de “Mañanitas para la Virgen”.

Una misa solemne con la asistencia de cien personas será oficiada a las 9:00 a.m. el sábado 12 de diciembre. Para asistir a la misa se requiere la inscripción previa. Si está interesado en registrarse puede acceder al sitio web de la parroquia AQUI

 

El Altar será de libre acceso durante el día y los feligreses pueden llevar ofrendas florales a la Virgen y hacer una breve oración.

“En estos momentos tan difíciles que estamos viviendo, ella es nuestra luz de esperanza”, manifestó Christian. “En este año en particular, necesitamos manifestaciones de fe y la finalización de este proyecto fue una prueba de ello. Lo logramos como comunidad”, dijo. 

 

Este año, todas las celebraciones se reducirán para mantener a los fieles seguros y cumplir con las últimas restricciones estatales en un esfuerzo por reducir los contagios de Covid-19.

 

Para las festividades de Nuestra Señora de Guadalupe y las liturgias de Navidad, a la mayoría de las iglesias en Oregon se les permite celebraciones con el 25% de su capacidad de ocupación o 100 personas, el número que sea menor.

 

El arzobispo Alexander Sample, instó a los católicos “a tomar muy seriamente la nueva ola de coronavirus y seguir los protocolos de seguridad, incluyendo el uso de mascarilla tapabocas y mantener la distancia física”.

 

Esta pandemia es un asunto muy grave, y está empeorando a medida que hablo”, dijo el arzobispo en la charla semanal transmitida en vivo desde la capilla de su residencia, el cuatro de diciembre, frente a cerca de 3000 espectadores.



Las infecciones en Oregon continúan aumentando, con más de 2.000 nuevos casos el día de la charla del arzobispo. Esto equivale a un incremento de más de 350 casos por día frente a los casos registrados en el verano del virus potencialmente mortal.

 

El pasado 7 de diciembre, la Arquidiócesis Primada de México informó que el Papa Francisco aceptó conceder la indulgencia plenaria a los fieles que participen en las celebraciones virtuales desde casa con ocasión de la Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe.

 

patriciam@ocp.org