El arzobispo de Portland Alexander Sample anunció en la tarde del 16 de marzo la cancelación de todas las misas públicas dentro del territorio de la Arquidiócesis de Portland en Oregon—incluyendo las de Semana Santa y Pascua— La medida tendrá efecto a partir del 17 de marzo y estará vigente por las siguientes cuatro semanas.

“Esta es una de las comunicaciones mas difíciles que he escrito debido al impacto que tendrá en la vida espiritual y de fe de muchos de nosotros”, expresó el arzobispo Sample en un comunicado a los fieles, emitido tras la disposición de la gobernadora Kate Brown en la que limita el número de personas en reuniones a 25 a partir de la fecha y hasta el 14 de abril.

El presidente Trump, en la mañana del lunes, pidió que se limiten los grupos de más de diez personas. “sospecho que en algún momento diez personas se convertirá en ley”, dijo el arzobispo.

En la disposición, la gobernadora incrementó significativamente el esfuerzo de Oregon para prevenir la propagación del coronavirus al pedir el cierre de bares y restaurantes en el estado y urgió a los oregonianos a limitar las reuniones a no más de diez personas. 

“A la luz de esto, nos resulta imposible administrar un horario de Misas en las parroquias y misiones de la Arquidiócesis, observando este limite de diez a veinticinco personas”, cita el comunicado. 

Es “con el corazón apesadumbrado que tomo esta decisión”, manifiesta el arzobispo, “particularmente difícil porque nos llevara´ a través de la Semana Santa y la Pascua”, añade.

“Al mismo tiempo, estoy dispensando a todos los fieles de la obligación de asistir a Misa los domingos y días de obligación por el mismo periodo de tiempo”, afirma el arzobispo Sample.

“Lamento mucho tener que tomar esta decisión. Es muy doloroso para mí hacerlo. En medio de esto, debemos recordar que la Sagrada Eucaristía sigue siendo fuente y cumbre de la vida cristiana. Que nuestra hambre por la Misa y el Cuerpo de Cristo sea una fuente de gracias para nosotros”, concluye el comunicado del arzobispo.