El altar de la Gruta está construido en la base de un acantilado. El santuario continúa abierto a fieles y visitantes. A partir del mes de noviembre el Santuario comenzó a celebrar misas en español. (Cortesía de la Gruta/ Catholic Sentinel).
El altar de la Gruta está construido en la base de un acantilado. El santuario continúa abierto a fieles y visitantes. A partir del mes de noviembre el Santuario comenzó a celebrar misas en español. (Cortesía de la Gruta/ Catholic Sentinel).

La Capilla de María en el Santuario Nacional de Nuestra Señora de los Dolores, en el noreste de Portland cerró sus puertas desde el cuatro de enero debido a trabajos de reparación y restauración, anunció el Rev. Fraile Vidal Martínez, OSM, Rector y pastor del santuario.

“La Capilla estará cerrada al público hasta el momento en que se complete la obra para restaurar su belleza… se espera que alrededor del Domingo de Pascua, en abril de 2021”, se lee en un anuncio publicado en el sitio web del santuario.

 

Durante el tiempo de restauración, tanto la misa diaria en inglés de las 10:00 a.m. como la misa en español a las 12:00 p.m., el segundo y cuarto domingo del mes, se transmitirán en vivo por internet a través del canal YouTube del santuario.

 

La misa también puede ser vista como una grabación más tarde, en el horario de su conveniencia, accediendo al canal de YouTube. 

 

El Santuario “The Grotto” comenzó a ofrecer misas en español el segundo y cuarto domingo de cada mes, desde el mes de noviembre de 2020.

 

“La capilla del santuario construida desde 1954 está en seria necesidad de reparación; la pintura está en mal estado, el arte es tenue con la edad y la suciedad, el piso esta deteriorado, los bancos son viejos y en muchos lugares la madera se está agrietando. El sistema de sonido es viejo e ineficiente, y la iluminación es inadecuada”, describe el anuncio.

 

No obstante, el cierre temporal del templo, el Santuario continuará ofreciendo el Sacramento de la Reconciliación.

 

“Uno de los frailes estará disponible de lunes a sábado, excepto el jueves, de 10:00 a.m. a 12:00 p.m. para las confesiones.

 

Para efectos de consulta espiritual, bendición personal o familiar, bendición con la reliquia de San Peregrino (patrón de los sufren de cáncer) o la bendición de artículos religiosos pueden hacer cita con alguno de los frailes o acudir al centro de visitantes en el Santuario”, agrega el comunicado.

 

El Santuario “The Grotto”, construido en 1923, está localizado en un parque natural de 62 acres de extensión, con una gruta tallada en un acantilado de 110 pies de altura, dentro de la cual se construyó un altar en piedra, encima del cual se instaló una representación de María sosteniendo el cuerpo de su hijo después de su crucifixión.

 

“Que este sea un santuario de paz para todos los pueblos de la tierra y con toda certeza en este día se necesita un santuario. Dividido por las diferencias, las luchas y el dolor, el mundo necesita un santuario donde el espíritu humano pueda buscar paz y consuelo”, dijo el arzobispo Alexander Christie, el 29 de mayo de 1924, día en que se ofició la primera misa y ceremonia de consagración y bendición. 

 

Años más tarde, una réplica de la obra escultórica La Piedad del artista italiano Miguel Angel Buonarroti fue puesta en la gruta.

 

En 1983 fue designado como Santuario Nacional y a lo largo de los años, continúa siendo una de las atracciones turísticas más apreciadas de Oregon, donde más de diez millones de visitantes han encontrado un oasis de paz, alejado del bullicio de la ciudad; un refugio espiritual para visitantes locales y forasteros, provenientes de todos los rincones del planeta. 

 

La Capilla de María

 

La Capilla de María, se levanta hacia los cielos por entre los gigantescos árboles que la rodean. Ubicada en la planta baja, fue diseñada por el arquitecto Luther Dougan y construida en 1955. El arzobispo Edward Howard, DD ofició la consagración, según información publicada en inglés en el sitio web del santuario.

 

La descripción de una guía turística por lugares sagrados de Portland señala que la piedra utilizada en la construcción fue traída de la Cantera Rocky Butte. El cielorraso abovedado está a 50 pies de altura y una ventana con vitrales con la representación de la Resurrección de Jesucristo filtra suavemente la luz en la capilla.

 

En el costado norte hay un campanario de 110 pies, coronado con una cúpula de oro y una cruz. El bajorrelieve sobre las puertas de bronce y la entrada de mármol a la capilla representan el bautismo de Jesús.

 

Los acogedores tonos del interior ofrecen a los fieles y visitantes un lugar de reflexión tranquila. Las cálidas paredes de mármol pulido, los pisos revestidos con baldosas de piedra arenisca de Arizona y las molduras de Korina, una madera nativa de la región occidental tropical de Africa, complementan el ambiente íntimo del templo con capacidad para unas 500 personas.

 

Las pinturas en las paredes y el cielorraso son obra de arte de José De Soto. El artista decoró con su obra iglesias en Europa y Estados Unidos. 

 

La atracción principal de los valiosos murales en las paredes de la capilla se titula “La coronación de la Santísima Virgen María en el Cielo”.

 

En las paredes laterales se encuentra la representación de las estaciones del ‘Vía Matris’ o el Camino de la Madre, que sigue el modelo del Viacrucis, referido al camino de Fe y Dolor en diferentes momentos de la vida de Jesús, la Virgen María y San José.

El 29 de octubre de 2016, el Santuario abrió un espacio a la comunidad hispana con la construcción y bendición de una capilla en honor de Nuestra Señora de Guadalupe.

 

Esta última adición al Santuario complementa la característica multicultural del lugar que incluye capillas para la comunidad filipina, polaca y vietnamita.

 

Tras el cierre obligatorio de las iglesias desde el comienzo de la pandemia, el Santuario reabrió sus puertas con restricciones, a partir del 27 de junio del 2020.

 

Por política de seguridad el Santuario solicita a los visitantes usar máscara de protección facial (una máscara es obligatoria en los sitios interiores, incluido el ascensor), seguir estrictas medidas de distanciamiento físico de seis pies, acatar las reglas en una sola dirección en los senderos y aceptar la capacidad reducida en algunas áreas. A los que se sienten enfermos se les solicita abstenerse de asistir y esperar hasta que se sientan mejor.

 

“Durante este tiempo continuo del coronavirus Covid-19, es crucial tanto la seguridad personal como comunitaria, al igual que nuestras prácticas y costumbres religiosas”, señaló el padre Martínez, OSM., rector del Santuario.

 

El religioso indicó que, aunque la Capilla de María esté cerrada, las visitas al Santuario están permitidas. Los fieles y visitantes pueden aprovechar la oportunidad para orar frente a la Gruta y colocar sus velas allí; también pueden caminar y contemplar las Estaciones de la Cruz, así como visitar los Jardines Superiores.

 

“Los invitamos a pasar por la Capilla de María durante los días que estará cerrada y, desde el vestíbulo, ver el trabajo que se está realizando y cómo está progresando”, concluyó.



patriciam@ocp.org