Graffiti cubre la puerta principal de la Iglesia de San Patricio en el noroeste de Portland el 11 de julio. (Cortesía padre Tim Furlow).
Graffiti cubre la puerta principal de la Iglesia de San Patricio en el noroeste de Portland el 11 de julio. (Cortesía padre Tim Furlow).

Vándalos atacaron con grafitis, rompieron una ventana y arrojaron pintura roja en la entrada principal de la sede de la arquidiócesis de Portland en la madrugada del 11 de julio.

La consigna pintada en la pared frontal del Centro Pastoral en el sureste de Portland expresó su apoyo al aborto, oposición a la iglesia y autoridad cívica: “No iglesia, no estado, el aborto es grandioso”.

Los funcionarios de la arquidiócesis están cooperando con la policía en la investigación.

 

Las cámaras de seguridad del Centro Pastoral captaron el ataque.

 

Alrededor de las 2 a.m. del 11 de julio, tres figuras con rostros cubiertos aparecieron en la puerta principal.

 

Mientras uno pinto con aerosol el mensaje en la pared de ladrillo, otros dos se ocuparon en romper el panel inferior de la puerta de vidrio y arrojar más de dos galones de pintura roja al piso de la entrada. El acto vandálico duró unos tres minutos.

 

La seguridad de la segunda puerta impidió que los vándalos ingresaran al edificio y la alarma no se activó.

 

El primer empleado en llegar al edificio encontró la escena alrededor de las 7 a.m. del lunes.

 

Al final del día, la pared estaba limpia y la puerta protegida con revestimiento de madera contrachapada.

 

Salpicaduras de pintura roja permanecieron en la entrada la mañana del 12 de julio, pero trabajadores se dirigían a hacer la limpieza y las reparaciones correspondientes.

 

Cristian Manzo, de Siegner & Co. hizo la eliminación del graffiti. Dijo que su compañía ha estado ocupada este verano, pero cuando recibieron la llamada del Centro Pastoral, dieron prioridad a la solicitud. 

 

“Esto tenía que hacerse de inmediato”, dijo Manzo.

 

La misma mañana en el noroeste de Portland, los vándalos atacaron la icónica Iglesia de San Patricio, la casa de culto católica más antigua de Portland.

 

Un grafiti que decía: “Mi cuerpo, mi elección” cubría la puerta principal. Se pintaron obscenidades en las paredes de piedra cerca de la puerta, además de un letrero y una puerta lateral.

 

Un proyecto de restauración en St. Patrick está programado para comenzar a partir de otoño. “Esto significará un poco más por hacer”, dijo el padre Tim Furlow, párroco.