La profesora de música Bernadette Arnold dirige el coro de estudiantes del colegio San Vicente de Paúl en Salem, en una presentación en la iglesia, en marzo del 2019. A partir de otoño del 2020, el colegio San Vicente de Paúl ofrecerá el programa de Doble Inmersión en inglés y español. (Cortesía Colegio San Vicente de Paúl).
La profesora de música Bernadette Arnold dirige el coro de estudiantes del colegio San Vicente de Paúl en Salem, en una presentación en la iglesia, en marzo del 2019. A partir de otoño del 2020, el colegio San Vicente de Paúl ofrecerá el programa de Doble Inmersión en inglés y español. (Cortesía Colegio San Vicente de Paúl).
"

“Nuestro programa no está solamente enfocado en la enseñanza del bilingüismo, sino también en el desarrollo de competencias académicas en los dos idiomas, que los estudiantes sean biculturales y desarrollen respeto por la diversidad,


" Rev. Sacerdote Manuel Becerra, Iglesia San Vicente de Paúl, pastor

“Estamos emocionados de anunciar que el colegio católico San Vicente de Paúl ofrecerá el programa de Doble Inmersión para los estudiantes de nuestra comunidad en Salem”, dijo el padre Manuel Becerra, pastor de la iglesia San Vicente de Paúl.

“A partir de otoño, un grupo de la clase de kínder comenzará con el modelo, el cual se irá incrementando gradualmente cada año hasta llegar a quinto grado”, agregó el sacerdote.

“Nos llena de alegría y satisfacción ofrecer este maravilloso programa aquí. Las habilidades, destrezas y capacidades para nuestros estudiantes serán invaluables”, dijo.

En Salem, una ciudad en donde más del 23% de su población es hispana, la necesidad de la educación formal en los dos idiomas es muy necesaria, afirmaron algunos padres de familia.

En medio de la pandemia global que obligó al cierre de todos los centros educativos en Oregon desde el 16 de marzo del 2020 e interrumpió o puso fin en algunos casos a las clases regulares para la mayoría de los 580 mil estudiantes de Oregon, el colegio San Vicente de Paúl se ha venido preparando para la implementación del programa y continuar con su labor educativa.

“Somos conscientes de las necesidades de nuestra comunidad y ofrecer este programa de inmersión es un paso más en el logro de nuestros objetivos de apoyar a los estudiantes hacia un futuro exitoso”, dijo el padre Becerra.

“Más del 70% de los estudiantes de nuestra escuela son hispanos, continuó. Y aunque el español es su primer idioma, observamos que su desarrollo es incipiente por lo cual es esencial apoyarles en fortalecer su primera lengua”, explicó.

El colegio católico San Vicente de Paúl ofrecerá servicios educativos desde Pre-Kínder hasta quinto de educación primaria.

Los programas tradicionales para los estudiantes que aprenden inglés, identificados como English Language Learners, o ELL por sus siglas en inglés, se enfocan en lograr que los alumnos asimilen el inglés tan pronto como sea posible.

Los programas de doble inmersión, al contrario, presentan la instrucción en el contenido de las asignaturas, con proyectos relevantes para los alumnos, brindando oportunidades extensas y reales para utilizar el lenguaje y para que los estudiantes descubran el aprendizaje por si mismos, explicó el padre Becerra.

El presbítero describió que la modalidad del programa será 90% de la instrucción en español y 10% en inglés en el primer año y la expectativa es que cuando el estudiante llegue a quinto grado, reciba instrucción 50/50, es decir, 50% en español y 50% en inglés.

Las investigaciones han demostrado una serie de ventajas cognitivas, sociales y de salud en las personas que hablan dos o más idiomas.

El sacerdote Becerra dijo que la implementación del programa de doble inmersión en San Vicente de Paúl está basada en información e investigación científica. 

“Es el programa de instrucción más prometedor para los niños en nivel emergente de inglés”, añadió el religioso.

“Contamos con el apoyo e intercambio de experiencias pedagógicas de colegios católicos con programas de doble inmersión exitosos en California. También la implementación de las mejores prácticas recomendadas por expertos en el campo de la educación bilingüe”, dijo. 

“Nuestro programa no está solamente enfocado en la enseñanza del bilingüismo, sino también en el desarrollo de competencias académicas en los dos idiomas y que los estudiantes sean biculturales y desarrollen respeto por la diversidad”, explicó el prelado.

El desarrollo de habilidades múltiples del lenguaje mejora el desempeño en las competencias académicas y sociales de los estudiantes.

“Tenemos la obligación moral de educar a los niños de la forma más adecuada y ser bilingüe o multilingüe ofrece grandes ventajas. La capacidad de funcionar en dos idiomas, además ser bicultural brinda más campos de acción”, dijo el religioso.

La educación bilingüe y los programas de doble inmersión son populares en el sistema educativo de los Estados Unidos, especialmente en distritos escolares con altos porcentajes de población hispana en el país.

El número de estudiantes hispanos matriculados en las escuelas públicas se incrementó de seis millones en 1995 a 13.6 en otoño del 2017, de acuerdo con las cifras del último reporte de datos del Centro Nacional de Estadísticas de Educación en los Estados Unidos.

Durante ese periodo de tiempo, el porcentaje de estudiantes hispanos matriculados en escuelas públicas pasó de conformar el 13.5% al 26.8% del total de estudiantes en el sistema público.

“La inmersión en los dos idiomas es una tendencia educativa en el mundo de hoy. Estamos trabajando arduamente para hacer la educación accesible para nuestras familias hispanas, afirmó el sacerdote Becerra.

“Las inscripciones están abiertas. Las familias con niños pequeños en edad escolar pueden obtener más información comunicándose directamente al colegio o visitando la página web https://svdpschoolsalem.org y completar una solicitud si están interesados. 

“Invitamos a los padres de familia a conocer más acerca del programa y de cómo los colegios católicos de la Arquidiócesis de Portland responden al desafío de la educación y hacen historia con un programa de educación único, de excelente calidad y rigor académico”, agregó el presbítero.

Para que los estudiantes triunfen en el estudio, los padres deben participar activamente en el aprendizaje de sus hijos, formando una comunidad de aprendizaje con estudiantes y maestros.

“Los padres pueden ayudar a sus hijos a triunfar participando en la escuela u otras actividades didácticas, leyendo con sus hijos, asistiéndoles en las tareas escolares y comunicándose con los maestros de sus hijos. Los padres pueden compartir con los maestros los objetivos que tienen para sus hijos para garantizar que los maestros les exijan un alto nivel de rendimiento”, recomienda el departamento de educación.

“Como padres, es una tarea primordial involucrarnos en el aprendizaje de nuestros hijos, especialmente en el contexto de la educación religiosa, dijo Pilar Torres, madre de una nueva estudiante.

 “Estamos muy emocionados. Valoramos nuestro idioma y cultura y nos sentimos orgullosos. Es una bendición tener este programa en nuestra comunidad”, añadió.

Esta comprobado que, al mostrar interés en la educación de sus hijos, los padres pueden estimular la motivación y el entusiasmo, indicándoles que el aprendizaje tanto dentro de la escuela como fuera de ella, es fuente de placer y satisfacción.

“Es importante preservar nuestra cultura y aún más enriquecedor aprender las dos culturas dentro de la enseñanza de la fe católica”, dijo Susana Hernández, madre de dos alumnas de San Vicente de Paúl. “Sabemos de la excelencia educativa en los colegios católicos y estamos muy contentos por la oportunidad”, concluyó.

Para más información, visite la página web del colegio San Vicente de Paúl AQUI o comuníquese directamente al colegio al teléfono (503) 363-4589 

patriciam@ocp.org