El arzobispo Alexander Sample expresa su cercanía y afecto a la comunidad de fieles de la Arquidiócesis del oeste de Oregon, en un nuevo video mensaje publicado el 17 de marzo, en medio de la pandemia del coronavirus. 

 

"Me alegra mucho saludarlos a todos, aunque los saludo en estos tiempos difíciles y desafiantes", dice el arzobispo a la vez que reitera lo difícil de las decisiones que ha tenido que tomar últimamente. "Me duele mucho privarlos a todos del Santo Sacrificio de la Misa todos los días y los fines de semana en sus parroquias; pero ha sido una decisión que simplemente tuvo que tomarse”, afirma. 

“Naturalmente, es un momento en que debemos anteponer la vida, la salud y la seguridad de las personas, especialmente a nuestros ancianos y a nuestros hermanos y hermanas con sistemas inmunes en riesgo. Nosotros podríamos convertimos en portadores de este virus para ellos, a pesar de que nos sintamos bien", dijo.

"Sólo quería comunicarme con ustedes y hacerles saber que estoy pensando en ustedes", dijo el arzobispo. “Estoy rezando por ustedes. Quiero que sepan que la iglesia no los ha abandonado y no los abandonará en este tiempo. Estamos cerca de ustedes en oración. Este es un tiempo en que todos necesitamos estar muy unidos”, afirma. “La iglesia, los párrocos y yo no los vamos a dejar solos en este tiempo y estamos cerca de todos ustedes en oración”, expresa el arzobispo. 

El arzobispo dijo que pronto ofrecerá a las parroquias sugerencias pastorales, especialmente sobre la liturgia en esta época de coronavirus. Dijo que hay "formas innovadoras" de mantenerse conectado.

“Los amo a todos y cada uno de ustedes y vamos a superar esto juntos. Creo que esto nos fortalecerá e incluso nos acercará más que nunca una vez que lo superemos”, dijo. 

"Que Dios esté con ustedes en estos tiempos con sus familias y seres queridos", dijo el arzobispo. "Cuídese cada uno de ustedes y cuídense el uno al otro”, concluyendo con la bendición “Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y sus familias”.