"Adoptar” a una familia es una oportunidad de devolver la sonrisa de los niños que en su mayoría no pueden abrir regalos en Navidad por la falta de recursos”, dijo Ortíz, administradora de Casa Esperanza. (Foto cortesía Carmen Ortíz, en Navidad de 2019)
"Adoptar” a una familia es una oportunidad de devolver la sonrisa de los niños que en su mayoría no pueden abrir regalos en Navidad por la falta de recursos”, dijo Ortíz, administradora de Casa Esperanza. (Foto cortesía Carmen Ortíz, en Navidad de 2019)

Mientras la pandemia persiste en impactar cada aspecto de nuestras vidas, el albergue Casa Esperanza continúa trabajando para ofrecer protección, alojamiento temporal y atención a las mujeres hispanas víctimas de violencia doméstica en el estado de Oregon.

Casa Esperanza invita a la comunidad a no cerrar los ojos frente a las necesidades de las mujeres más vulnerables de la comunidad hispana y solicita esparcir un poco de bondad y solidaridad durante la temporada de Navidad “adoptando” a una familia.  

“La pandemia ha agravado la situación con factores adicionales a los ya existentes antes de la pandemia”, dijo Carmen Ortíz, administradora del hogar de paso.

 

Las estadísticas muestran que una de cada tres mujeres y uno de cada cuatro hombres en los Estados Unidos sufren violencia doméstica.

 

En el condado de Clackamas, los oficiales de policía han visto un aumento aproximado del 50% en los delitos de violencia doméstica reportados en febrero, marzo y abril en comparación con el año anterior. Los casos referidos a la Fiscalía del Distrito del Condado de Clackamas aumentaron 49% en abril, 21% en mayo, 31% en junio y 35% en julio, mientras que agosto vio una ligera disminución, según reporte en medios de comunicación locales.

 

“Este año Casa Esperanza necesita de tu ayuda más que nunca”, afirmó Carmen. Acudimos a la generosidad de patrocinadores que proporcionen asistencia navideña.

“Apoyar a las familias es brindar alegría y esperanza a las familias y niños que en su mayoría se encuentran no solo en condiciones de pobreza extrema, sino también afectadas emocionalmente”, manifestó Ortíz. 

 

Formas de ayudar

““Adoptar” a una familia es una oportunidad de devolver la sonrisa de los niños que en su mayoría no pueden abrir regalos en Navidad por la falta de recursos”, dijo Ortíz. "La sonrisa de un niño es el mejor regalo de amor", añadió.

 

“Agradecemos su bondad y el que piensen en nuestros niños para apoyarles a que tengan una Navidad de bendición”, manifestó.

 

Proyecto de salón de actividades para niños y jóvenes

 

Casa Esperanza trabaja para completar el proyecto de rehabilitar un garaje y convertirlo en un salón de recreación y actividades para niños y jóvenes. 

“Queremos brindar un ambiente más agradable y acogedor para los niños y adolescentes, propiciar una mayor integración familiar y comunitaria y apoyarles en su comportamiento social”, explicó Carmen.

 

“Una persona caritativa nos donó la pintura y tapetes, pero aún nos faltan muchas otras cosas”, dijo Ortíz. 

 

“Todos podemos ser solidarios”, enfatizó Carmen.

 

“La satisfacción de hacerlo compensa todos nuestros esfuerzos por ayudar a los demás”, añadió. “Agradecemos altamente la solidaridad y compasión de las personas”, enfatizó Carmen. 

 

Donaciones al albergue

 

$20.00 dos almohadas

 

$40.00 juego de sábanas y una cobija

$50.00 pijamas y un par de zapatos

$250.00 puede ayudar a una familia para una mudanza parcial

500.00 puede ayudar a una familia a prepararse para la asistencia de renta

¿Está interesado o interesada en auspiciar a una o más familias?

Por favor comuníquese a Casa Esperanza al teléfono (503) 974-9882 si tiene interés como individuo, familia u organización, en ayudar a una familia o hacer una donación al refugio. 

 

Casa Esperanza agradece la colaboración directa con donaciones en cheque a favor de Northwest Family Services. 

Las tarjetas de regalo de tiendas locales como Target, Fred Meyer, Walmart o Winco también son bienvenidas. 

Las donaciones pueden ser enviadas a Casa Esperanza, P.O Box 3058 Clackamas, OR. 97015

Si está sufriendo violencia doméstica ¿dónde acudir?

 

Si su vida está en peligro, llame inmediatamente al 911.

Si está enfrentando violencia doméstica o abuso físico, emocional, financiero o sexual, y necesita ayuda urgentemente, por favor comuníquese a la

 

Línea de crisis o emergencia 24 horas al día: (503) 232-4448, siempre confidencial y gratuita.



patriciam@ocp.org