Foto de El Centinela por Rick Keating
Miguel Salinas da la bienvenida al Padre Frank Kanusel quien ha estado siempre con la comunidad en su historia y caminar.
Foto de El Centinela por Rick Keating
Miguel Salinas da la bienvenida al Padre Frank Kanusel quien ha estado siempre con la comunidad en su historia y caminar.

WOODBURN- Los primeros inmigrantes que llegaron al estado, son los “Pioneros de Oregon” y en sus historias está la raíz de nuestra comunidad. Y este año para seguir una tradición que se inició hace 13 años, los ‘Pioneros de Oregon’ se unieron una vez más para celebrar la historia, la amistad y el legado que han dejado como migrantes en esta parte del país.

La mayoría de estos migrantes tienen una fuerte influencia en sus raíces que son tejanas. Y algunos de los pioneros ya han partido, como es el caso de Alfonso “Ponchito” Benavides, quien falleció el pasado 26 de noviembre de 2014. Por eso, la reunión de este año tuvo doble motivo: la amistad y la remebranza de “Ponchito”, como lo explicó el gestor de este gran evento Miguel Salinas ,en entrevista con El Centinela. “Ponchito este año habría cumplido 103 años de vida, el 2 de febrero de 2015, por eso decidimos organizar la fiesta para conmemorar esta ocasión. Ponchito fue un tejano a carta cabal y su personalidad tan amistosa y positiva es algo que nosotros hemos querido mantener y celebrar”.

La fiesta del pasado 14 de febrero de 2015, fue un espacio para revivir el legado de personas como “Ponchito” entre los miembros de la comunidad de pioneros. Así lo explicó Miguel Salinas. “Me siento como un ‘centinela’ guardando y protegiendo nuestra historia como Pioneros de Oregon 1929-1960; el periodo que le debe importar a todo Oregon con raíces Méxi-Latinas. Sin duda este periodo se ha verificado para confirmar su identidad”, explicó.

Después de la gran fiesta que se realizó este año el pasado 14 de febrero en el Wellspring Conference Center de Woodburn, hubo mucha satisfacción al ver la gran participación. “Mi esposa Lidia y yo sentimos que descansamos después de una etapa con los preparativos del nuestro programa ‘Pioneros de Oregon’. Terminamos los preparativos a la media noche”.

La labor de mantener todos estos años el legado de esta comunidad ha sido un trabajo conjunto. “Mi esposa Lidia ha sido mi mano derecha y mantiene un régimen de tareas que marcha como un reloj para ser realidad lo uno y lo otro. Y estuvimos listos para el evento de este año. Este que ha sido un proyecto personal nos ha llevado a tener nuevas amistades y una base de datos que es la fuente de información que necesita nuestro respeto y atención”.

Porque quienes siguen de cerca la narración exacta de los hechos y datos que hace Miguel Salinas cuando comparte la historia, se puede dar cuenta que él es como un libro abierto. Mientras tengamos los recursos, la información, salud física y mental, este proyecto tendrá nuestra atención hasta el fin”, dijo con certeza Miguel Salinas, a El Centinela.     

Recordando la primera reunión en el año 2002, se vé cómo se ha mantenido esta tradición de reunir a las familias de pioneros. “Según se vio en las firmas de los participantes unas 100 personas llegaron a la cita y el clima estuvo perfecto para la ocasión. Quizás el día festivo del 14 de febrero, como el Día de la Amistad mantuvo a varias familias en su casa-festejando. Uno de nuestros amigos hizo la observación de que nosotros (personas de más de 65 años de edad) hoy ocupamos el lugar que ocuparon nuestros padres hace 15 años, cuando se hacían reuniones informales para asesorar lo que dio origen a los ‘Pioneros de Oregon’ ”. 

 

Generaciones unidas

Esta reunión mostró cómo el legado de esta generación es evidente. Los participantes son los abuelitos y como dijo Miguel Salinas, pertenecen al Club de Jubilación. “Como siempre se contó con la presencia del Padre Frank Kanusel  nuestro pastor y compañero de la gente Mex-Latina por más de medio siglo. Tiempo en el que siempre ha estado presente al lado de su comunidad. En esta ocasión dio la bienvenida con una oración y bendijo a la comunidad encomendándola a Dios. Además de ser sacerdote, el Padre Frank Kanusel ha creado un fuerte lazo de amistad y por eso, cariñosamente lo consideramos Mexi-Latino como nosotros”.

Mirando el pasado, por su trayectoria de 50 años como seminarista y sacerdote, ha vivido la historia de nuestra gente desde el período de 1929-1960, y esta es la base de una comunidad que con la tradición oral ha construido su legado hoy. Es así que tres son los pilares humanos de esa historia: Alfonzo P. Benavides, de 102 años; Hilla Chávez de 85 años y el Padre Frank Kanusel de más de 70.  “Este trio de sabios fueron los pilares que me ofrecieron sus recuerdos, conocimiento de nuestra historia y quienes tuvimos la bendición de formar una alianza que trasciende en el tiempo”.

Este año la fiesta fue ese espacio de remembranza y “Lidia y yo por medio de nuestros últimos 15 años de alianza con la mayor parte de las familias sospechábamos un cambio. Y este cambio dio a luz en la noche del 14 de Febrero.  La mayoría de nuestra audiencia eran hijos/hijas de las personas que habíamos felicitado, reconocido y festejado en el año 2002. Una realidad que nosotros habíamos anticipado cuando iniciamos el programa “Pioneros de Oregon”.