Lisa Vance, directora ejecutiva de Providence, en Oregon, compartió esta oración que recibió de un colega en California. (Captura de pantalla del video de Providence Vimeo)
Lisa Vance, directora ejecutiva de Providence, en Oregon, compartió esta oración que recibió de un colega en California. (Captura de pantalla del video de Providence Vimeo)

La capacidad para realizar las pruebas de COVID-19 en Oregon se está incrementando. El 18 de marzo en la tarde, Providence, la compañía de Servicios de Salud en Oregon, anunció que tiene a su disposición todas las herramientas requeridas en su laboratorio regional para comenzar a procesar las pruebas.

"Hemos estado trabajando 24 horas, siete días a la semana, incluso desde antes que se identificara el primer caso en Oregon", dijo Mary Campbell, directora del departamento de genómica molecular en el Laboratorio Regional de Providence Regional. 

La información fue divulgada en video grabado en el laboratorio y no en rueda de prensa.

“Todo el equipo “hemos estado en vilo” sin saber cuando estaríamos listos para comenzar. Ahora que hemos recibido todo el suministro, podemos comenzar a servir a nuestra comunidad. No hay palabras para describir nuestra alegría”, describió.

Campbell agrego que su equipo ha trabajado largos días incansablemente. "Todo el mundo lo está haciendo por nuestros pacientes", dijo. "Sabemos que tenemos que proteger a nuestra gente. Tenemos que proteger a nuestros hospitales para superar esto".

El laboratorio ya tiene muestras de 300 pacientes y espera tener resultados en 24 horas.

Providence podrá procesar pruebas para 500 a 600 pacientes cada día.

Esto no representa disponibilidad de pruebas públicas: Los médicos determinarán la elegibilidad para las pruebas, en función de si una persona está lo suficientemente enferma como para requerir el examen.

Providence tiene los suministros necesarios para procesar pruebas para hasta 3.000 personas, con un reabastecimiento esperado este fin de semana para que el laboratorio pueda realizar un número similar de pruebas la próxima semana.

Este hecho representa un aumento significativo en las pruebas en Oregon. Hasta la fecha, solo se han realizado en total unas 1.500 pruebas en el estado. La capacidad del estado ha estado limitada a procesar 80 pruebas en el día, en el laboratorio estatal en Hillsboro.

"En 2009, durante la pandemia de Influenza H1N1, nuestro laboratorio fue el único que hizo este tipo de pruebas en el estado", dijo Providence en un comunicado.

"Tenemos la suerte de haber visto muchos avances en los últimos 10 años y ahora nuestros colegas en otros laboratorios de hospitales tienen las habilidades y el equipo para hacer esto. Están desarrollando activamente pruebas COVID-19 para que toda nuestra comunidad pueda ser atendida". 

Se cancelan las cirugías optativas 

En otras noticias de Providence, Lisa Vance, directora ejecutiva de la región de Providence en Oregon, explicó la razón por la que la región decidió cancelar todas las cirugías optativas y los procedimientos quirúrgicos invasivos. La meta dijo, es garantizar la protección de los equipos y minimizar la exposición del paciente y del cuidador al virus.

Oregon reportó su tercera muerte de COVID-19 hoy. Un hombre de 71 años con COVID-19 murió en el Centro Médico San Vicente de Providence en el suroeste de Portland.

El martes 17 de marzo, las pruebas dieron positivo para COVID-19 para una mujer de 60 años que falleció el 14 de marzo, en el Centro Médico Peace Health Sacred Heart en RiverBend, Springfield.

Restringir el acceso a los visitantes en PeaceHealth 

PeaceHealth en Springfield anunció hoy que, con algunas excepciones, estaba restringiendo todo el acceso de los visitantes en sus cuatro hospitales del Condado de Lane: PeaceHealth Sacred Heart Medical Center en RiverBend, PeaceHealth Sacred Heart Medical Center University District, PeaceHealth Cottage Grove Community Hospital y PeaceHealth Peace Harbor Medical Center.

Las restricciones permanecerán vigentes hasta que el COVID-19 ya no se considere una amenaza para la salud pública.

El protocolo coincide con el que está vigente en los hospitales PeaceHealth en Washington.

Las excepciones a la política incluyen:

• Una persona para ayudar al paciente con problemas de movilidad y las instrucciones al ser dado de alta

• Una persona para ayudar a pacientes que ingresen al Departamento de Emergencia

• Dos padres de un paciente menor de edad

• Dos personas de apoyo para pacientes en estado terminal

• Dos personas de apoyo para paciente en trabajo de parto y alumbramiento mamá-bebé en el Sagrado Corazón RiverBend y Peace Harbor Medical Center

El personal del hospital anima a los familiares a utilizar la tecnología para conectarse a través de teléfonos celulares, tabletas y computadoras portátiles.