La Autoridad de Salud de Oregon anunció la expansión del plan de vacunación contra Covid-19 a 20 condados de Oregon que remitieron certificación con la intención de ofrecer inmediatamente las vacunas COVID-19.

 

Los condados pueden comenzar a vacunar a los trabajadores en los sectores de la agricultura, industria pesquera, procesamiento de alimentos y demás personas enumeradas en la Fase 1B del grupo 6, antes del 29 de marzo, fecha previamente designada en el cronograma del estado.

 

Los condados son: Baker, Benton, Deschutes, Douglas, Grant, Harney, Jefferson, Josephine, Klamath, Lake, Lincoln, Linn, Malheur, Marion, Morrow, Polk, Sherman, Umatilla, Union y Yamhill.

 

Un funcionario de la Autoridad de Salud de Oregon informó que las personas de este grupo que no residen en uno de los 20 condados que han avanzado en el plan, puede hacer una cita para recibir la vacuna, según informó KGW.

 

La gobernadora de Oregon, Kate Brown y funcionarios de salud anunciaron el viernes que algunos grupos prioritarios en el plan de vacunación contra el coronavirus podrán ser inoculados antes de lo previsto.

 

El anuncio se produce después de que la oficina de la gobernadora confirmara que todos los adultos en Oregon serán elegibles para la vacuna COVID-19 antes del primero de mayo, fecha límite establecida por la administración Biden.

 

“Para finales de mayo esperamos haber recibido aproximadamente 3.3 millones de primeras dosis, suficientes para administrar a cada adulto la primera dosis, dijo el director de Oregon Health Authority, Patrick Allen.

 

Los estados están obligados a distribuir las vacunas proporcionadas por el gobierno federal de acuerdo con las directrices establecidas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

 

El departamento emitió una directiva que establece que todos los adultos deben ser vacunados bajo sus criterios de elegibilidad antes del primero de mayo.

 

Iniquidad en el acceso a la vacuna

 

Patrick Allen, director de la Autoridad de Salud de Oregon, abordó el tema de la desigualdad racial en la administración de la vacuna en rueda de prensa el 19 de febrero y admitió que el estado no está en donde debería estar y tiene que mejorar en esa área.

 

Allen manifestó que la mayor iniquidad corresponde a la comunidad hispana la cual representa el 13% de la población en el estado y constituye un 26.3% del número de casos de Covid-19 según el último reporte de la entidad.

 

El representante de OHA dijo que establecerán alianzas con centros de salud calificados federalmente como Virginia García Memorial Center para proporcionar vacunas a las comunidades desatendidas.

 

En 2020 la clínica Virginia García dirigió un centro móvil de pruebas de Covid-19 y ofreció exámenes de detección del virus a los trabajadores agrícolas.

 

“Debido a la historia de trajo injusto, racismo sistémico y acceso desigual en la atención médica, hispanos, latinos, afroamericanos, isleños del Pacifico y nativos americanos se encuentran agobiados debido a las desigualdades significativas en el servicio de salud que aumenta el riesgo de contagio de Covid-19”, dijo Allen.

 

Un informe de KKF (Kaiser Family Foundation) de la administración de vacunas con datos demográficos dado a conocer el 17 de marzo de 2021, indica que solo un 5% de la población hispana en Oregon ha sido vacunada. Un 2% de la población en las comunidades afroamericana y nativo americano de Oregon han recibido la vacuna

 

El director de la entidad manifestó que “la Autoridad de Salud de Oregon tendrá como prioridad establecer alianzas con centros de salud aprobados por el gobierno federal, los cuales son pilares de la salud en muchas de nuestras comunidades urbanas, rurales y remotas”, como una solución fundamental para mejorar la desigualdad racial en la administración de la vacuna.

 

Allen agregó que los centros de salud aprobados federalmente estarán distribuyendo y administrando vacunas de ahora en adelante.

 

Organizaciones expresan preocupación

 

Organizaciones defensoras de los derechos de los trabajadores como PCUN, CAUSA, Instituto Capaces, Mano a Mano, entre otras, unidas en la coalición Alliance Power expresaron su preocupación colectiva con respecto a la distribución y administración de la vacuna COVID-19, en lo que respecta a los trabajadores de primera línea, especialmente las comunidades negras e indígenas de color (BIPOC), inmigrantes, refugiados, trabajadores agrícolas y otros trabajadores esenciales en Oregon, en comunicación dirigida al Comité Asesor de Oregon para la Vacuna contra Covid-19.

 

“Nuestras organizaciones se centran en los trabajadores agrícolas, las comunidades de inmigrantes y las familias trabajadoras hispanas. Nuestro impacto colectivo llega a miles de personas cada año; hecho que ha permitido evidenciar disparidades profundamente evidentes en Oregon por COVID-en nuestro personal de primera línea, en el trabajo y en sus vidas personales”, afirmaron.

 

Las organizaciones también han asumido el papel de apoyar a nuestras comunidades a través de la pandemia a través de la distribución del PPE, y el rápido despliegue de suministros, y materiales educativos con respecto a la pandemia.

 

El comunicado afirma que “las altas tasas de infección se deben al hecho de que las industrias esenciales durante la pandemia emplean un alto porcentaje de miembros de las comunidades inmigrantes. Esto incluye a los trabajadores esenciales de la cadena de suministro de alimentos de Oregon.

 

Según un estudio de la Universidad Estatal de Oregon, hay 178.758 trabajadores agrícolas más los miembros de sus familias.

 

Los trabajadores de la comunidad hispana también constituyen una porción significativa de otras industrias de alto riesgo, incluyendo trabajadores en hogares de ancianos, mantenimiento y limpieza, construcción y supermercados.

 

Han pasado 14 semanas desde que Oregon comenzó a administrar vacunas COVID-19.

 

“Es posible que todos los adultos en Oregon puedan estar vacunados dentro de 10 semanas”, dijo Allen. “Ese es un cambio extraordinario”.

patriciam@ocp.org