Los parámetros para la distribución de la ayuda federal con cajas de alimentos durante la pandemia cambiaron a principios de mes. Los turnos afectan a la Arquidiócesis de Portland y otras organizaciones religiosas que han estado contribuyendo.

Pacific Coast Fruit, compañía que obtuvo el contrato federal para la producción de cajas para el Noroeste de Oregon, informó a sus aliados en la distribución que hará la entrega de cajas a los sitios con capacidad para entregar mil cajas o más a la vez.

La compañía con sede en Portland enviará camiones con menor frecuencia. 

Las cajas, financiadas por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, están diseñadas para alimentar a las familias necesitadas durante la pandemia y también para proporcionar una manera para que los agricultores vendan sus productos.

La Arquidiócesis de Portland, junto con otras organizaciones religiosas, despensas locales de alimentos, organizaciones cívicas y refugios temporales para personas sin hogar, recibió el llamado para ayudar a distribuir alrededor de 275.000 cajas al mes en el noroeste de Oregon.

Antes del primero de julio, 15 parroquias estaban involucradas.

Con las nuevas directrices, sólo 10 parroquias estarán participando: Ascensión en el sudeste de Portland, Santo Redentor en el norte de Portland, San Vicente de Paúl en Salem, Santa Trinidad en Beaverton, San Henry en Gresham, San Antonio en Tigard, San Mateo en Hillsboro, Santa Cecilia en Beaverton, Nuestra Señora de La Vang en Happy Valley y San Eduardo en Keizer.

Una extensión federal de recursos permitirá que la arquidiócesis y Pacific Coast Fruit colaboren en las cajas de alimentos hasta finales de agosto.

El plan de distribución incluirá las Parroquias de San José en Roseburg y Pastor del Valle en Central Point. "Este programa, en tan poco tiempo, ha tenido un éxito increíble", dijo el arzobispo Alexander Sample.

"Somos bendecidos al ver que continúa durante los meses de verano para que podamos llegar a más personas necesitadas".

Matt Cato, director de la Oficina de Vida, Justicia y Paz de Portland, en la Arquidiócesis de Portland, está supervisando la distribución parroquial de las cajas gratuitas.

Manifestó que la necesidad de alimentos continuará hasta bien entrado el verano, especialmente porque muchos trabajadores migrantes relativamente mal pagados vienen a recoger cultivos en el estado.

La Legislatura de Oregon impidió un aumento aún más agudo de la necesidad a finales de junio, cuando los legisladores votaron para extender un aviso contra el desalojo.

No hay necesidad de probar la elegibilidad para recibir las cajas de alimentos. Aquellos que están aislados o que carecen del poder adquisitivo para la compra de alimentos en un supermercado, son bienvenidos.

Para obtener más información acerca de horario y ubicación de la distribución de alimentos, visite el sitio web de la Arquidiócesis AQUI