El sacerdote Lucio Villalobos en la iglesia San Mateo, luciendo máscara y guantes, se prepara para la reapertura de las iglesias y el Sacramento de la Confesión, en junio cinco del 2020. (Cortesía padre Lucio Villalobos)
El sacerdote Lucio Villalobos en la iglesia San Mateo, luciendo máscara y guantes, se prepara para la reapertura de las iglesias y el Sacramento de la Confesión, en junio cinco del 2020. (Cortesía padre Lucio Villalobos)

El sacerdote Lucio Villalobos, pastor de la iglesia San Mateo, en Hillsboro, fue admitido en la noche del 6 de diciembre en el hospital San Vicente del Sistema de Salud Providence, en Portland, luego de dar positivo por COVID-19.

Según información publicada por la parroquia en su sitio web en Facebook, el sacerdote pasó una buena noche y durmió bien.

“El personal médico ha podido controlar la fiebre alta y la tos”, afirma la nota publicada en la mañana del siete de diciembre del 2020.

“El padre Lucio agradece sus oraciones y apoyo”, agrega. El presbítero “permanecerá allí para ser monitoreado de cerca por el personal médico”, continúa.

La Casa Provincial Cristo Sacerdote de la Congregación de sacerdotes Misioneros del Espíritu Santo, en Banks, Oregon, dio a conocer el estado de salud del presbítero y pidió a sacerdotes y fieles elevar oraciones por la pronta recuperación de la salud del padre Villalobos, en publicación del seis de diciembre del 2020.

 

“Enviamos nuestro amor y apoyo a los feligreses de la Parroquia San Mateo, que por desgracia verá afectada su vida sacramental por esto”, afirma el mensaje de la congregación de sacerdotes Misioneros del Espíritu Santo.

“Los presbíteros Agustín Rodríguez y Rito Guzmán, también párrocos de San Mateo, se encuentran en cuarentena y afortunadamente no muestran ningún síntoma”, afirma.

El arzobispo Alexander Sample instó a los católicos el cuatro de diciembre a tomar la oleada de coronavirus con mucha seriedad y urgió a seguir los protocolos de seguridad, incluyendo el uso de máscaras faciales, mantener la distancia física y lavarse las manos con frecuencia.

“Esta pandemia es un asunto muy serio y empeora con la misma velocidad con la que hablo”, dijo el arzobispo en su charla semanal en vivo desde la capilla de su residencia.

El aumento de los casos de Coronavirus en Oregon continúa en aumento. El reporte de la Autoridad de Salud de Oregon al cinco de diciembre registró 1847 nuevos casos y la muerte de 24 personas.

Los contagios se presentaron en 32 de los 36 condados; sin embargo, los condados de Multnomah, Washington, Clackamas contabilizaron 792 de los casos, el mayor número en la región. El condado de Marion registró 193 y el de Lane sumó 135.

Desde que comenzó la pandemia, el estado de Oregon ha registrado un total de 85.788 casos, según el reporte al 7 de diciembre del 2020.

El estado de Oregon terminó el dos de diciembre las dos semanas de “congelamiento” decretadas por la gobernadora desde el 18 de noviembre, en un esfuerzo por detener la rápida propagación de Covid-19 y empezó un nuevo plan de valoración de riesgo escalonado por niveles desde bajo hasta extremo según cada condado. La nueva disposición entró en vigor a partir del 3 de diciembre.

La medida amplía y modifica las restricciones implementadas desde el 18 de noviembre.

La gobernadora Brown dio a conocer las nuevas disposiciones de salud y seguridad en respuesta al incremento desmesurado en los contagios de coronavirus, en rueda de prensa el 25 de noviembre del 2020.

“Desafortunadamente, ahora, más que nunca, es el momento en que debemos duplicar nuestros esfuerzos para evitar la propagación del COVID”, dijo.

25 condados de los 36 en Oregon, incluidos Multnomah, Washington y Clackamas están considerados en “riesgo extremo”, segúnreporte de la Autoridad de Salud de Oregon.

 

patriciam@ocp.org