Una maqueta a escala preliminar hecha por la firma MWA Arquitectos de Cathedral Village, plan de vivienda que incluye unidades para personas que carecen de vivienda, representa la vista desde North Burlington Avenue en el Norte de Portland; con el puente de St. Johns en el fondo. Caridades Católicas de Oregon será la administradora del complejo residencial. (Cortesía Caridades Católicas de Oregon).
Una maqueta a escala preliminar hecha por la firma MWA Arquitectos de Cathedral Village, plan de vivienda que incluye unidades para personas que carecen de vivienda, representa la vista desde North Burlington Avenue en el Norte de Portland; con el puente de St. Johns en el fondo. Caridades Católicas de Oregon será la administradora del complejo residencial. (Cortesía Caridades Católicas de Oregon).

El próximo desarrollo urbanístico de 110 unidades a bajo costo y viviendas asequibles integradas a una parroquia, son los primeros pasos de una iniciativa ambiciosa para enfrentar el problema de la falta de vivienda en Portland.

Caridades Católicas, la Arquidiócesis de Portland y los Servicios de Salud Providence lanzaron la "Iniciativa de Vivienda Saludable" en enero del 2020.

La propuesta busca reducir en un 20% la falta crónica de vivienda en la zona metropolitana de Portland durante los próximos cinco años, apalancando los recursos y los conocimientos técnicos de las tres organizaciones, así como de sus socios públicos y privados.

Cathedral Village en el área de St. Johns, la está construyendo Caridades Católicas en asociación con Related Northwest y es el primer desarrollo de vivienda para alcanzar los objetivos de la iniciativa.

El nuevo edificio de apartamentos proporcionará 110 unidades de vivienda permanente para personas y familias de bajos recursos.

Más de la mitad de las unidades serán apartamentos de dos y tres habitaciones para familias de bajos ingresos y ocho unidades se reservarán para personas en estado de indigencia crónica o en riesgo inminente de quedarse sin hogar.

Se espera que la construcción del proyecto comience a finales de 2020 y que las viviendas estén listas para ser habitadas a principios del 2022.

Para lograr los objetivos de la iniciativa, Caridades Católicas está buscando otras colaboraciones, incluyendo proyectos con parroquias y proyectos ubicados en los campus de las parroquias.

“Realmente estamos refiriéndonos a terrenos que pueden ser reutilizados en propiedades de la iglesia. Estamos hablando de edificios que no se estén usando", dijo el diácono Richard Birkel, director ejecutivo de Caridades Católicas de Oregon.

El 9 de febrero del 2020 Caridades Católicas y la parroquia de St. Philip Neri fueron los anfitriones de una exhibición abierta al público para presentar los conceptos iniciales de viviendas asequibles integradas en la propiedad de la parroquia.

La exhibición fue la culminación de varios meses de trabajo entre Caridades Católicas y la parroquia para explorar el interés y los beneficios compartidos de la vivienda asequible y cómo podrían potencialmente ubicarse en la propiedad, incluyendo la preservación de dos edificios de la parroquia construidos a principios de los años 1900.

Los conceptos e información iniciales se presentarán para que la parroquia y la comunidad expresen su opinión en el Hall Carvlin de la parroquia.

Cualquier vivienda con una renta por debajo del valor del mercado en Portland suple una “necesidad gigantesca”, pero los servicios sociales que Caridades Católicas proporciona a los residentes son lo que realmente marcan la diferencia para que los residentes se conviertan o permanezcan de forma estable en sus viviendas, dijo Rose Bak, directora del departamento de vivienda e indigencia de Caridades Católicas.

En las residencias de Caridades Católicas, los programas se adaptan a los residentes que viven en cada edificio —como chequeos médicos y búsqueda de empleo, clases de gimnasia o clubes de tareas.

Y para los residentes que se mudan a un apartamento después de vivir en la indigencia, los servicios dedicados y la gestión de casos son aún más importantes, dijo.

Los trabajadores sociales ayudan directamente con los antiguos residentes sin hogar para apoyarlos con sus necesidades más básicas, como encontrar despensas de comida y ropa, conseguir empleo y atención médica o elaborar cuentas de gastos y presupuestos.

El apoyo adicional asegurará que los residentes puedan obtener consejería de salud mental y tratamiento de adicciones, si es necesario.

“Nuestro objetivo es ayudar de una forma efectiva; proveer lo que necesitan cuando lo necesitan y apoyarles para superar sus desafíos”, dijo Travis Phillips, director de Desarrollo Comunitario y Vivienda de Caridades Católicas.

Previamente, Caridades Católicas trabajó con otras parroquias y organizaciones para construir nuevas viviendas y asegurar que los servicios estén disponibles para los residentes que los necesiten.

En el 2017, la agencia completó la construcción de 106 apartamentos en los terrenos de la parroquia de San Francisco de Asís en el sudeste de Portland. Muchos de esos apartamentos se asignan a las familias que han quedado sin hogar, una prioridad requerida por la iglesia antes de iniciar el desarrollo del proyecto.

Además de las asociaciones con las parroquias, Caridades Católicas trabaja en estrecha colaboración con el gobierno local para hacer frente a la crisis de la vivienda en la región. Cathedral Village, por ejemplo, recibió 16.3 millones de dólares mediante un proceso de solicitud competitiva que asignó fondos de la emisión de bonos para financiación de vivienda, aprobada por los votantes de Portland, la cual dedicó 258.4 millones de dólares para crear 1.300 unidades de vivienda asequible en todo Portland.

Los fondos para los servicios vendrán, en parte, de los impuestos de turismo del condado. Una parte de esos impuestos fueron comprometidos por la ciudad y el condado a finales de 2019 para los programas de servicios para indigentes.

Estamos felices de hacer una inversión tan esencial para las familias de St. Johns”, dijo Martha Calhoon, portavoz de la Oficina de Vivienda de Portland. La ciudad ha trabajado frecuentemente con Caridades Católicas y Related Northwest y considera a ambos “socios valiosos”, dijo.

Otros proyectos adicionales que buscan cumplir con las metas de la Iniciativa de Vivienda Saludable para abordar la indigencia crónica se encuentran en la etapa inicial.

Caridades Católicas y sus socios están evaluando proyectos en los condados de Clackamas y Washington, así como en Portland, con el fin de cumplir con el objetivo de la iniciativa de tener 300 nuevas viviendas en desarrollo para el año 2025.

—Ed Langlois, Catholic Sentinel