Francisco Lara/El Centinela
Exhibición “Dreamers of Oregon: Out of Shadows” en el City Hall de Portland.
Francisco Lara/El Centinela
Exhibición “Dreamers of Oregon: Out of Shadows” en el City Hall de Portland.

Las imágenes son impactantes. Un rostro en primer plano. En una fotografía que se divide entre el blanco y el negro. Como cuando se corre la cortina que da paso de la luz a la sombra. Las imágenes son una metáfora visual de la realidad que viven los “dreamers”. En una exhibición itinerante, Dreamers of Oregon: Out of Shadows” se ha dado el testimonio visual de la realidad de los soñadores de Oregon.

En entrevista con El Centinela, Nathan Teske, director ejecutivo de Bienestar, dijo que “esta es una historia larga, pero se inició cuando Brianda Alcázar compartió  su estado DACA durante una reunión de la junta de Bienestar,  después de que la medida fuera derogada  en septiembre de 2017”.

“Bienestar contactó a la fotógrafa profesional Holly Andres, quien había estado trabajando perfiles de Promotoras de Bienestar. Ella aceptó trabajar con nosotros para dar vida y contar las historias de los ‘dreamers’. Muchos de los residentes de Bienestar eran “dreamers” y muchos estudiaban en Pacific University”.

 La idea de mostrar los rostros de los soñadores tomó vida desde el primer momento.

“Luego nos asociamos con Narce Rodríguez de Pacific University y organizamos dos exhibiciones de Dreamers of Oregon: Out of the Shadows, y tuvimos recepciones en sus campus de Hillsboro y Forest Grove”, indicó Nathan Teske.

“El alcalde de Hillsboro asistió a una de las inauguraciones de la exhibición y aceptó ser anfitrión de la Exhibición en el Ayuntamiento de Hillsboro. También entré en contacto de una amiga, Linda Castillo, quien trabajaba en la Ciudad de Portland, y ella estuvo muy interesada en mostrar la  exhibición allí”, indicó.

Todo fue tomando forma y poco a poco la exhibición atrajo el interés de otros espacios. “Así que acordamos moverla al City Hall de Portland, y luego el Portland Mercado, mi proyecto de tiempos pasados, por eso era obvio que fuera uno de los sitios para tenerla. Este mes en su recorrido se encuentra en el Hillsboro Walters Art Center”.

 Nathan Teske explicó la importancia de apoyar a los “Dreamers” desde Bienestar.

“Apoyamos a los Dreamers por su increíble potencial como seres humanos y sus impactantes historias. Muchos de ellos tienen aspiraciones completamente comúnes, en sus historias de vida. Como por ejemplo, convertirse en dentistas y farmacéuticos, y banqueros, tener familia”, indicó. 

Algunos de los que “han compartido sus testimonios describieron que ni siquiera sabían de su estado migratorio, hasta que estaban cursando la secundaria y comenzaron a pensar en su proceso para entrar a la universidad”.

Esta es una historia común de los soñadores. “Sus padres no querían que se sintieran estigmatizados en la escuela, y nunca hablaron del tema y tampoco surgió el tema. Creemos que estos jóvenes representan lo mejor de América y tienen el potencial de enriquecer y contribuir positivamente a nuestra sociedad. Bloquearlos de seguir adelante, y realizar sus sueños, no ayuda a nadie”, explicó.

Itinerante

Es increíble el efecto de la historia de cada joven en las fotos. Todos los que han tenido la oportunidad de visitar la exhibición se llevan una sensación de solidaridad y entienden el  rostro humano, el valor y la historia de cada joven. 

Teske lo explica: “Al moverse, podemos llegar a diferentes áreas y a una audiencia diferente con un mensaje importante”. Cada audiencia recibe al final el mensaje y lo procesa en su propio entorno.

 “Tenemos diez ‘Dreamers’en la exhibición. Cada uno con su propia historia única e increíble. Estamos considerando desarrollar historias de video este otoño, con muchos de ellos, para dar voz a sus experiencias”.

La meta al final es la de llevar la exhibición en un tour por Oregon y el Condado de Washington.

El silencio es particular entre los que visitan la exhibición en cada sitio. Se acercan con interés a ver cada imagen. Leen en silencio de quién se trata. Observan con calma a cada uno de los soñadores. Y las fotos, parecen hablar. Parece que la persona estuviera ahí, contando su historia. El color, en blanco y negro, es como su propia realidad. 

 

    rocior@ocp.org