Con motivo del día de los abuelos, que se celebra en la memoria de San Joaquín y Santa Ana, abuelos de Jesús, el Papa Francisco invitó “a los jóvenes a realizar un gesto de ternura hacia los ancianos, sobre todo a los que están más solos, en las casas y en las residencias, los que desde hace muchos meses no ven a sus seres queridos”.

El Pontífice formuló este pedido al finalizar el rezo del Ángelus este domingo 26 de julio desde el Palacio Apostólico del Vaticano.

“¡Queridos jóvenes, cada uno de estos ancianos es vuestro abuelo!”, recordó el Santo Padre.

“¡No les dejéis solos! Usad la fantasía del amor, haced llamadas, videollamadas, enviad mensajes, escuchadlos y, donde sea posible respetando las normas sanitarias, id a visitarlos. Enviadles un abrazo”.

Francisco insistió en que los abuelos “son vuestras raíces. Un árbol separado de las raíces no crece, no da flores ni frutos. Por esto es importante la unión y la conexión con vuestras raíces".

"‘Lo que el árbol tiene de florido, vive de lo que tiene sepultado’, dice un poeta de mi patria. Por esto os invito a dar un aplauso grande a nuestros abuelos, ¡todos!”, concluyó.