Servicio Católico de Noticias
"El primer motivo para no tener miedo es precisamente el hecho de que Dios nos llama por nuestro nombre", les dijo el Papa Francisco en su carta a los Jovenes.
Servicio Católico de Noticias
"El primer motivo para no tener miedo es precisamente el hecho de que Dios nos llama por nuestro nombre", les dijo el Papa Francisco en su carta a los Jovenes.

VATICANO (ZENIT).- “Los cristianos auténticos no tienen miedo de abrirse a los demás, compartir su espacio vital transformándolo en espacio de fraternidad”, dice el Papa a los jóvenes.

La Santa Sede ha publicado este jueves, 22 de febrero de 2018, el mensaje que el Papa Francisco envía a los jóvenes de todo el mundo con motivo de la XXXIII Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en ámbito diocesano el 25 de marzo de 2018, Domingo de Ramos y cuyo tema es No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios (Lc 1,30).

En el texto, el Pontífice advierte a los jóvenes que no dejen “que el resplandor de la juventud se apague en la oscuridad de una habitación cerrada en la que la única ventana para ver el mundo sea el ordenador y el smartphone”.

En este contexto, los exhorta a no perder el gusto de disfrutar del “encuentro”, de la “amistad”, el “gusto de soñar juntos”, de “caminar con los demás”.

Asimismo, Francisco llama a los jóvenes de todos los países al discernimiento, algo que resulta “imprescindible” en los momentos en que las dudas y los miedos inundan nuestros corazones: Nos permite poner orden en la confusión de nuestros pensamientos y sentimientos, para actuar de una manera justa y prudente, indica el Pontífice.

La Virgen “camina con nosotros hacia el Sínodo y la JMJ de Panamá” anuncia el Papa a los jóvenes: El Santo Padre ha elegido a “María, la joven de Nazaret, a quien Dios escogió como Madre de su Hijo”, para acompañar a los jóvenes en este viaje con su ejemplo y su intercesión.