Servicio Católico de Noticias
Terror en el rostro de las víctimas de la erupción del Volcán del Fuego en Guatemala que según las autoridades sigue en actividad sísmica.
Servicio Católico de Noticias
Terror en el rostro de las víctimas de la erupción del Volcán del Fuego en Guatemala que según las autoridades sigue en actividad sísmica.

VATICANO (ZENIT).- El Santo Padre, profundamente apenado al conocer la triste noticia de la violenta erupción del Volcán del Fuego en Guatemala, que ha ocasionado numerosas víctimas e ingentes daños materiales que han afectado a un significativo número de habitantes de la zona, ofrece sufragios por el eterno descanso de los fallecidos y oraciones por todos los que sufren las consecuencias de ese desastre natural.

Este es el texto del telegrama de condolencias para las víctimas de la erupción del “Volcán de Fuego” en Guatemala, que tuvo lugar en los últimos días, enviado al Nuncio Apostólico de Guatemala, Mons. Nicolas Henry Marie Denis Thevenin, en nombre del Santo Padre Francisco, por el Cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin.

“Ruego a vuestra excelencia que transmita el sentido pésame de Su Santidad, junto con expresiones de consuelo, a los familiares que lloran la pérdida de sus seres queridos, así como su cercanía espiritual a los heridos y a los que trabajan incansablemente en auxiliar a los damnificados, mientras pide al Señor que derrame sobre todos ellos los dones de la solidaridad, la serenidad espiritual y la esperanza cristiana, en prenda de lo cual les imparte de corazón la bendición apostólica”, se escribe en la carta.

Las autoridades han dado a conocer hoy que sigue aumentando el número de víctimas de la tragedia. Las explosiones se intensifican, mientras los equipos de socorro siguen trabajando en el rescate de las víctimas. Se habla de 200 desaparecidos, 75 muertos y más de 12.000 personas evacuadas y desplazadas por la tragedia. El área que rodea el volcán mantiene a esta hora su actividad sísmica.