CIUDAD DEL VATICANO (CNS) —Los cristianos no deben ser hipócritas, dijo el papa Francisco.

No ser hipócrita, dijo, significa estar listo para "pagar el precio" de ser fiel al Evangelio en situaciones concretas todos los días.

Antes de rezar el Ángelus con personas reunidas en la Plaza de San Pedro el 18 de agosto, el papa Francisco reflexionó sobre la lectura del Evangelio del día (Lucas 12: 49-53) en la que Jesús dice "He venido a traer fuego a la tierra" y traer "división", no paz.

Lo que esto significa, dijo el papa, es que Jesús ha llegado a separar "lo bueno de lo malo, lo justo de lo injusto. A este respecto, ha llegado a 'dividir', a provocar una 'crisis'-, de una manera saludable, - en la vida de sus discípulos, rompiendo las simples ilusiones de aquellos que creen que pueden combinar la vida cristiana y la mundanalidad, la vida cristiana y compromisos de todo tipo, prácticas religiosas y actitudes contra el prójimo".

"Se trata de vivir no como un hipócrita, sino estar dispuesto a pagar el precio" de tomar decisiones que sean consistentes con el Evangelio.

"Es agradable llamarse cristiano, pero exige, sobre todo, ser cristianos en situaciones concretas, dar testimonio del Evangelio, que es esencialmente amor por Dios y por los hermanos y hermanas" en la familia humana, dijo.

"Es bueno llamarnos cristianos, pero sobre todo debemos ser cristianos en situaciones concretas, dando testimonio del Evangelio, que es esencialmente amor por Dios y por nuestros hermanos", en la familia humana.

El papa aplaudió a jóvenes y las organizaciones que ayudan a los enfermos, los pobres y las personas con capacidades diferentes, especialmente durante el verano.

Para vivir de acuerdo con el espíritu del Evangelio, los cristianos deberán asegurarse de responder a tantas necesidades nuevas con nuevas formas de caridad.

El papa también les recordó que, junto al servicio a los demás, los cristianos también deben adorar a Dios.

"Adorar a Dios también significa aprender oraciones de adoración, que a menudo olvidamos. Por eso que invito a todos a descubrir la belleza de las oraciones de adoración y a practicarlas a menudo", dijo.