En la Misa celebrada este Domingo 17 de mayo, el Santo Padre bendijo al personal de limpieza en hospitales, casas y calles “un trabajo que nadie ve” pero necesario para sobrevivir. (Foto: Medios del Vaticano)
En la Misa celebrada este Domingo 17 de mayo, el Santo Padre bendijo al personal de limpieza en hospitales, casas y calles “un trabajo que nadie ve” pero necesario para sobrevivir. (Foto: Medios del Vaticano)

En la Misa celebrada este Domingo 17 de mayo, el Santo Padre bendijo al personal de limpieza en hospitales, casas y calles “un trabajo que nadie ve” pero necesario para sobrevivir.

Así lo indicó el Papa Francisco en la intención de la Eucaristía de la Casa Santa Marta que presidió en la mañana de este sexto Domingo de Pascua.

“Hoy nuestra oración es por las muchas personas que limpian los hospitales, las calles, que vacían los cubos de basura, que van por las casas para llevarse la basura: un trabajo que nadie ve, pero es un trabajo que es necesario para sobrevivir. Que el Señor los bendiga, los ayude”, fue la intención de oración del Papa Francisco.

Recientemente, en Roma varias Basílicas han sido desinfectadas. Tal fue el caso de las cuatro Basílicas Papales, San Pedro, Santa María Mayor, San Juan de Letrán, San Pablo Extramuros, ya que de acuerdo con las disposiciones de las autoridades italianas se prevé que, a partir del próximo lunes 18 de mayo, se retomen las Misas con la presencia de los fieles.

El proceso de desinfección “implica una serie de fases”, explicó a Vatican Media el subdirector de la Dirección de Sanidad e Higiene del Governatorato del Estado de la Ciudad del Vaticano, Andrea Arcangeli.

En primer lugar, “es necesario hacer la limpieza clásica solución con los habituales detergentes, jabones y agua. A continuación, es necesario usar las sustancias que son, como en este caso hoy, nebulizadas sobre las superficies”.

“Todo ello tiene el objetivo de reducir significativamente la cantidad de carga bacteriológica y viral sobre toda la superficie”, aseguró.