El Papa Francisco expresó su cercanía y aseguró sus oraciones por las poblaciones afectadas por los incendios en los Estados Unidos, Paraguay y Argentina.

Al concluir el rezo del Ángelus dominical este 11 de octubre, el Santo Padre recordó a “las poblaciones afectadas por los incendios que están devastando a muchas regiones del planeta, así como voluntarios y bomberos que arriesgan sus vidas para extinguir los incendios”.

El Pontífice destacó los incendios en la costa Oeste de los Estados Unidos, particularmente en California y también las regiones centrales de América del Sur: la zona del Pantanal en Paraguay y en las orillas del río Paraná en Argentina.

El Papa lamentó que “muchos incendios son provocados por persistentes sequías, pero también existen los provocados por el hombre”.

“Que el Señor apoye a quienes están sufriendo las consecuencias de estas catástrofes y nos haga dignos de cuidar y preservar la creación”, rezó el Papa.