Los pacientes y el personal médico son evacuados del hospital Sveti Duh después de un terremoto en Zagreb, Croacia, el 29 de diciembre de 2020. El Papa Francisco ofreció condolencias y oraciones por las víctimas del terremoto de magnitud 6,4 que sacudió el centro de Croacia, matando al menos a siete personas e hiriendo a decenas. (CNS foto/Goran Stanzl, Reuters).
Los pacientes y el personal médico son evacuados del hospital Sveti Duh después de un terremoto en Zagreb, Croacia, el 29 de diciembre de 2020. El Papa Francisco ofreció condolencias y oraciones por las víctimas del terremoto de magnitud 6,4 que sacudió el centro de Croacia, matando al menos a siete personas e hiriendo a decenas. (CNS foto/Goran Stanzl, Reuters).

Al menos 7 personas fallecieron en Croacia como consecuencia de un terremoto registrado en el interior del país el martes 29 de diciembre.

Al finalizar la Audiencia General de este miércoles 30 de diciembre en el Palacio Apostólico del Vaticano, el Papa Francisco expresó su cercanía con los heridos y rezó por los que perdieron la vida y sus familiares.

El Santo Padre mostró su apoyo a las autoridades del país para que, ayudados por la comunidad internacional, puedan socorrer a la población croata afectada.

“Ayer un terremoto ha provocado víctimas y daños ingentes en Croacia. Expreso mi cercanía a los heridos y a quienes han resultado afectados por el seísmo, y rezo en particular por quienes han perdido la vida y por sus familiares. Deseo que las autoridades del país, ayudadas por la comunidad internacional, puedan ofrecer alivio al sufrimiento de la querida población croata”, fueron las palabras del Obispo de Roma.

El terremoto de 6,4 grados de magnitud se registró a 3 kilómetros de la localidad croata de Petrinja a las 12:19 hora local.

El fenómeno geológico estuvo precedido por otros dos terremotos registrados el día anterior, de menor magnitud, y le sucedieron otros 3, uno el mismo martes 29 y otros dos este miércoles 30 de diciembre.

Sus efectos se han notado también en otros países de la región de los Balcanes, como Bosnia y Herzegovina, Serbia o Montenegro, además de en otros países cercanos como Austria, Hungría, Rumanía, Alemania o Italia.

En estos momentos los trabajos de desescombro y rescate continúan. Hay numerosos heridos y se han rescatado al menos a 6 personas debajo de las ruinas de los edificios desplomados.

Además, muchas infraestructuras (vías de comunicación, escuelas, hospitales, edificios públicos, etcétera), han resultado dañados o destruidos. También varias iglesias han registrado daños.