El papa Francisco recibió el lunes 12 de septiembre en el Vaticano a Mons. Waldemar Stanislaw Sommertag, nuncio apostólico que fue expulsado por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua.

La oficina de prensa del Vaticano informó que “el santo padre recibió en audiencia a Mons. Waldemar Stanislaw Sommertag, arzobispo titular de Maastricht, nuncio apostólico en Senegal, Cabo Verde, Guinea-Bissau y Mauritania”, sin dar mayores detalles sobre el encuentro con el prelado, que ahora es enviado a servir en esos países africanos.

Mons. Sommertag fue nuncio apostólico en Nicaragua desde 2018 hasta marzo de 2022, cuando la dictadura lo expulsó, una medida calificada entonces por el Vaticano como “incomprensible”, y que suscitó “sorpresa y dolor”

El nuncio apostólico, que colaboró en los diálogos entre el régimen y la oposición, dejó Nicaragua el 6 de marzo de 2022.

La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha emprendido desde hace un tiempo una tenaz persecución contra la Iglesia católica.

Sacerdotes en la cárcel de torturas El Chipote

Entre los sacerdotes que están actualmente en la cárcel de torturas El Chipote, en Managua, figuran Oscar Benavides, de la diócesis de Siuna; Ramiro Tijerino, José Luis Diaz, Sadiel Eugarrios y Raúl González. 

La dictadura también ha encarcelado allí los seminaristas Darvin Leyva y Melquín Sequeira; y el camarógrafo Sergio Cárdenas, de la diócesis de Matagalpa.

A excepción del padre Benavides, todos los demás fueron detenidos en la madrugada del viernes 19 de agosto en el obispado de Matagalpa, cuando la policía de la dictadura de Ortega secuestró a Mons. Rolando Álvarez, ahora en prisión domiciliaria en Managua.

Desde su secuestro no se ha vuelto a saber del obispo, que ese mismo día escribió su última publicación en Twitter: “Preocupémonos por llevar el traje de fiesta en el Reino de Dios".