WASHINGTON (CNS) — Caridades Católicas de Nueva York se ha pronunciado en contra de lo que llamó una situación "caótica" para atender a solicitantes de asilo que ingresan al país y que son enviados por funcionarios de Texas en autobús a ciudades de todo el país.

"La manera caótica en curso no está en el mejor interés de aquellos que buscan protección contra la violencia y otras crisis en sus propios países, ni el bien de nuestro propio país", dijo Mons. Kevin Sullivan, director ejecutivo de Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Nueva York, en un comunicado del 22 de julio.

Ciudades como Nueva York y Washington han recibido una grande cantidad de inmigrantes que han sido transportados en autobús desde la frontera sur a ciudades en el noreste en lo que algunos dicen es un truco del gobernador de Texas Greg Abbott, un republicano con aspiraciones presidenciales.

Abbott, sin embargo, dice que la transportación de los migrantes hacia otros sitios es una "misión" para demostrar a los funcionarios federales en Washington "lo difícil que es la tarea" de acoger a los inmigrantes a nivel local.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, pidió ayuda federal el 19 de julio diciendo que "Nueva York ha experimentado un fuerte aumento de solicitantes de asilo de América Latina y otras regiones", lo que resultó en que la ciudad recibiera a 2,800 personas adicionales en su sistema de refugio durante las últimas semanas.

En su declaración, Mons. Sullivan dijo que estaba "profundamente preocupado por el estado actual de las políticas que han resultado en que miles de solicitantes de asilo sean transportados en autobús por todo Estados Unidos sin la planificación adecuada".

Caridades Católicas en Nueva York estaba haciendo todo lo posible para ayudarles, dijo, pero la agencia necesita ayuda federal.

"Durante las últimas semanas, los solicitantes de asilo han llegado a menudo hambrientos, cansados ??y con la necesidad de artículos básicos. En Nueva York, Caridades Católicas ha respondido a esta crisis de manera rápida, profesional y compasiva", dijo.

"A quienes han venido a nuestras oficinas y parroquias se les ha brindado asistencia de emergencia, alimentos, prendas de vestir básicas, artículos de tocador, así como información crítica sobre refugio y recursos médicos", dijo el sacerdote. "Muchos tienen citas con funcionarios de inmigración en los próximos meses y nuestro personal de servicios legales está comenzando a revisar sus situaciones".

La capital de la nación también ha visto un aumento similar y Caridades Católicas en la Arquidiócesis de Washington también ha ayudado.

Pero en una carta del 15 de julio, Mons. John J. Enzler, presidente y director ejecutivo de la agencia, dijo que si bien habían ayudado a quienes llegaron a la capital de la nación en abril hasta principios de junio, "nuestra respuesta no era sostenible desde la perspectiva del personal y los recursos (necesitados), dados nuestros muchos otros programas y servicios."

"Pedimos a los gobiernos locales y federales a que den un paso al frente", dijo.

La publicación Center Square dijo que Abbott ha gastado $ 2.9 millones del dinero de su estado para transportar a los inmigrantes.

El teniente Chris Olivarez, vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas - Región Sur de Texas, dijo que otras localidades ahora "experimentan solo una fracción de lo que estas comunidades fronterizas más pequeñas enfrentan todos los días, cuando hay entre 2,000 y 3,000 migrantes cruzando la frontera diariamente".

Hizo los comentarios en una noticia emitida por la oficina del gobernador.

Caridades Católicas en Nueva York dijo que estaban preparados "para trabajar con el gobierno y otros (grupos) para promover políticas y programas apropiados" y ayudar a personas vulnerables.

Adams también dijo que Nueva York estaba dispuesto a ayudar, especialmente porque tiene un legado de bienvenida, pero necesita recursos federales para hacerlo, ya que, en algunos casos, parecía que los inmigrantes estaban siendo transportados en autobús por "los gobiernos de Texas y Arizona... en otros casos, parece que el gobierno federal envía a las personas".