El arzobispo de Washington Wilton D. Gregory celebra la Misa con estudiantes de la preparatoria  Arzobispo Carroll High School en Washington, el 5 de febrero del 2020, cuando se celebra el Mes de la Historia Negra en los Estados Unidos. El arzobispo Gregory, primer afroamericano en dirigir la Arquidiócesis de Washington, dijo a los estudiantes que el mes de febrero es una oportunidad para invertir tiempo en estudiar la historia y la herencia de los afroamericanos . (CNS foto/Andrew Rozario, Catholic Standard)
El arzobispo de Washington Wilton D. Gregory celebra la Misa con estudiantes de la preparatoria Arzobispo Carroll High School en Washington, el 5 de febrero del 2020, cuando se celebra el Mes de la Historia Negra en los Estados Unidos. El arzobispo Gregory, primer afroamericano en dirigir la Arquidiócesis de Washington, dijo a los estudiantes que el mes de febrero es una oportunidad para invertir tiempo en estudiar la historia y la herencia de los afroamericanos . (CNS foto/Andrew Rozario, Catholic Standard)

WASHINGTON (CNS) — El arzobispo de Washington Wilton D. Gregory urgió a los estudiantes de la preparatoria Arzobispo Carroll a dedicar tiempo durante el mes en que se celebra La Historia Negra en los Estados Unidos, a estudiar la historia y el legado afroamericano.

El área de Washington está llena de monumentos históricos que “nos recuerdan de una historia que pertenece a los afroamericanos”, dijo el arzobispo en una misa especial celebrada el 5 de febrero en el centro educativo para conmemorar la celebración del mes de febrero.

El arzobispo Gregory es el primer africano americano en liderar la arquidiócesis de Washington.

El “padre de la historia afroamericana”, Carter Woodson, fue el decano de la Universidad Howard en Washington y construyó su carrera dando a conocer publicaciones de la historia afroamericana. Woodson trabajo para establecer el Mes de la Historia Negra en los Estados Unidos.

“Lo que él hizo y su invitación, es a recordar, a descubrir nuestra herencia, a redescubrir la historia y logros de hombres y mujeres negros”, dijo el arzobispo. “Su visión no era simplemente mirar hacia atrás, era también mirar hacia adelante”.

En su homilía, al reflexionar sobre el Evangelio de San Marcos y el pueblo de Nazaret que entregó a Jesús, el arzobispo se refirió a “la enfermedad que nos hace huir de la invitación a la grandeza”.

“Eso no solamente afectó al pueblo de Nazaret, también afecta a muchos hoy en día”, dijo.

“El pueblo de Nazaret se vio amenazado por Jesús porque pensaron que el les pedía ser algo más que ellos”, dijo. Y, por cierto, “El lo era. En efecto, El nos invitó a todos nosotros a su grandeza”

Al aprender más sobre la herencia y la grandeza de mujeres y hombres negros, el arzobispo Gregory dijo que ‘es posible que nos motive a creer que nosotros también podemos contribuir al futuro”.

Nosotros no queremos sufrir la enfermedad del pueblo de Nazaret “una enfermedad que los alejó de la invitación a la grandeza’, añadió, afirmando que una enfermedad así resulta más contagiosa que el coronavirus o más mortal que cualquier enfermedad que nos lleve a la muerte “porque es una enfermedad que se lleva nuestro futuro”

El arzobispo expresó sentirse esperanzado que la comunidad de la preparatoria Arzobispo Carroll aprenderá sobre “nuestra historia y al aprender sobre nuestra historia, soñará con un futuro brillante para el mañana”

El arzobispo Gregory también hablo a los estudiantes sobre la muerte reciente de la leyenda del basquetbol y de la NBA Kobe Bryant y su hija Gianna, quienes estaban dentro de las nueve personas que fallecieron en el accidente aéreo del helicóptero el 26 de enero del 2020.

“La fe era muy importante para Kobe Bryant, su fe católica era la fuente de su fortaleza para él y su hija”, dijo el arzobispo, anotando la información dada a conocer que Bryant asistió a misa con su hija antes de partir hacia el viaje en helicóptero. “Oro que mientras lo recordamos y conmemoramos, también recordamos su herencia religiosa y el orgullo que él tenía en su fe”.

Reporte escrito por: Josephine Von Dohlen, periodista de Catholic Standard, el periódico de la Arquidiócesis de