Foto El Centinela
Arzobispo Alexander Sample de la Arquidiócesis de Portland en Oregon, se pronunció hoy ante las recientes actividades de inmigración.
Foto El Centinela
Arzobispo Alexander Sample de la Arquidiócesis de Portland en Oregon, se pronunció hoy ante las recientes actividades de inmigración.

El Arzobispo Sample hace un llamado a la misericordia, la caridad y al cuidado pastoral, después de las recientes actividades de Inmigración 

Amadísimos hermanos y hermanas de la Arquidiócesis de Portland,

¡Alabado sea Jesucristo!

Sepan, por favor que, en solidaridad con mis hermanos obispos de los Estados Unidos, condeno la separación de las familias en la frontera entre Estados Unidos y México, medida impuesta por la Administración para implementar la política “cero tolerancia”. Dicha separación de familias no es necesaria. El gobierno puede elegir métodos para implementar la Ley federal de inmigración, de modo que los niños no sean separados de sus padres. Cualquiera que sea nuestra opinión sobre el modo más prudente de resolver el creciente problema de inmigración, la misericordia y la caridad deben dictar los criterios para que no se causen daños irreparables cuando hay otras maneras de actuar. Debemos ver los verdaderos rostros humanos de los afectados. Estas familias son como las nuestras. En el continuo debate sobre asuntos de inmigración, los obispos de los Estados Unidos siempre hemos mantenido, como principio fundamental, que los miembros de las familias deben permanecer juntos. 

Algunas personas que fueron detenidas en la frontera y, consecuente, están separadas de sus familias, están aquí en Oregon. Necesitan cuidado pastoral. No importa cómo hayan llegado aquí, son hijos de Dios, y la Iglesia busca llegar a ellos para proporcionar ese cuidado. Me doy cuenta de que ésta es una responsabilidad para la que los oficiales de instituciones correccionales no estaban completamente preparados, les pido humildemente que derriben las barreras que impidan que los detenidos reciban el tan necesitado cuidado pastoral y espiritual de los ministros de la Iglesia. 

Oro por todos los afectados por esta situación tan inquietante y pido encarecidamente a los oficiales gubernamentales que trabajen para encontrar una solución duradera y justa lo más pronto posible. Que Dios les concede la sabiduría y el coraje para hacerlo. 

Arzobispo Alexander K. Sample

Arzobispo de Portland en Oregon.