Francisco Chévere, director de Caridades Católicas en la Diócesis de Palm Beach, Florida (Estados Unidos), informó que frente a la situación de crisis en las Bahamas a consecuencia del devastador huracán Dorian, la Iglesia está asistiendo con ayuda humanitaria a los damnificados.

En diálogo con EWTN Noticias, Chévere indicó la institución tomó acciones solidarias ante la magnitud del desastre.

“Desde que comenzamos a ver el impacto que tendría el huracán Dorian en las Bahamas, colocamos anuncios en nuestras redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter pidiendo la solidaridad con las personas de las Bahamas”, explicó.

El lunes 2 de septiembre, el huracán Dorian devastó el archipiélago de las Bahamas, dejando 30 muertos y más de 60 mil damnificados. Sin embargo se teme que el número de fallecidos aumente en los próximos días.

Asimismo, el director de Caridades Católicas señaló que en Bahamas la celebración de los sacramentos también se ha visto afectada por la catástrofe.

“Como pueden ver en las noticias, muchas de nuestras iglesias han sufrido gran impacto, por lo que el suministro de la Eucaristía también se ha visto limitado”, afirmó.

Francisco Chévere invitó a los residentes del estado de la Florida a acudir a sus diócesis para entregar sus donativos, los cuales pueden ser tangibles. Indicó que también pueden donar a través de las redes sociales.

Finalmente, exhortó a los católicos y a creyentes de otras denominaciones a colaborar con los damnificados de las Bahamas a través de su sitio web.

Para donar haz clic AQUI.

Caridades Católicas

Caridades Católicas de la Diócesis de Palm Beach es una organización integral de servicios familiares sin fines de lucro, que brinda servicios a los condados de Okeechobee, Martin, Palm Beach, Indian River y St. Lucie.

“Desde 1984 es el brazo de servicio social de la Diócesis de Palm Beach, e implementa la visión caritativa de nuestro Reverendísimo Gerald M. Barbarito, Obispo de la Diócesis de Palm Beach. Es decir, servir y defender en nombre de aquellas personas que no tienen voz ni poder para ayudarse a sí mismas. Nuestra misión es ayudar a aquellos que son más pobres y vulnerables en la Diócesis de Palm Beach a través de nuestros 15 programas y ministerios”, explican en su sitio web.