El responsable para el mundo de habla hispana de la Asociación Médica Católica (CMA) de los Estados Unidos, Félix Ángel Rodríguez, señaló que el personal de salud necesita permanecer cerca de los sacramentos para poder tratar a los enfermos y a sus familiares con misericordia, especialmente en medio de la pandemia del coronavirus.

Según indica en su página web, CMA es la asociación más grande de católicos en el cuidado de la salud en Estados Unidos.

“Ayudamos a nuestros miembros a crecer en la fe, mantener la integridad ética y brindar una excelente atención médica de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia”, agrega.

En una entrevista a EWTN Noticias, Rodríguez resaltó que todos los enfermos y sus familiares deben ser tratados con misericordia, en especial en este momento en que no se puede visitar los hospitales.

Como personal de salud debemos buscar cómo le podemos dar apoyo “en la distancia a esos familiares que no están al lado del paciente”, agregó.

Rodríguez señaló que los médicos deben tener compasión y entender la situación “penosa y dolorosa” de las familias con enfermos de coronavirus y que no pueden estar al lado de su pariente cuando fallecen o se encuentran en situación crítica.

“Hay que ponerse en el lugar del otro”, indicó.

Asimismo, resaltó que es necesario que el personal médico sepa entender a las personas y ver cómo se encuentran con respecto al sufrimiento de sus familiares, para poder tratarlos con la compasión necesaria y “tener conciencia de que esa persona que tenemos frente a nosotros es otro Jesucristo”.

Por ello, Rodríguez resaltó que es necesario que los profesionales de la salud cuiden de su salud espiritual y busquen estar siempre en contacto con los sacramentos, para así tratar a los moribundos en su momento de dolor.

“Nosotros hemos tenido cuidado de mantenernos nutrirnos en nuestra vida espiritual para de esa manera tratar al paciente con la dignidad que se merece”, indicó con respecto al procedimiento que sigue CMA con el personal de salud.

Según indica la Universidad Johns Hopkins, a nivel mundial se han reportado más de 10 millones de personas contagiadas por el COVID-19 y más de 500 mil fallecidos por la enfermedad.