El Sagrado Corazón de Jesús está representado en esta pintura moderna de Stephen B. Whatley, un artista expresionista con sede en Londres. El arzobispo José H. Gómez de Los Angeles, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, dirigirá la nación en oración en esta época del coronavirus el Viernes Santo, 10 de abril de 2020. Se invita a los católicos estadounidenses a unirse a él para orar las Letanías del Sagrado Corazón de Jesús "para buscar la sanación y protección de nuestro Salvador" al mediodía (EDT), 11 a.m. (CDT), 10 a.m. (MDT) y 9 a.m. (PDT). Para participar y orar como una sola nación, vaya a https://lacatholics.org/sacred-heart o facebook.com/usccb. (Foto cns/Stephen B. Whatley)
El Sagrado Corazón de Jesús está representado en esta pintura moderna de Stephen B. Whatley, un artista expresionista con sede en Londres. El arzobispo José H. Gómez de Los Angeles, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, dirigirá la nación en oración en esta época del coronavirus el Viernes Santo, 10 de abril de 2020. Se invita a los católicos estadounidenses a unirse a él para orar las Letanías del Sagrado Corazón de Jesús "para buscar la sanación y protección de nuestro Salvador" al mediodía (EDT), 11 a.m. (CDT), 10 a.m. (MDT) y 9 a.m. (PDT). Para participar y orar como una sola nación, vaya a https://lacatholics.org/sacred-heart o facebook.com/usccb. (Foto cns/Stephen B. Whatley)

LOS ANGELES (CNS) — Cuando el arzobispo José H. Gómez de Los Ángeles, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, dirija a los católicos de los Estados Unidos en oración el Viernes Santo, será "un momento especial de unidad" en un momento en que las iglesias de la nación están cerradas debido a la pandemia del coronavirus. 

Está previsto que el arzobispo Gómez dirija a los católicos en la rezar la letanía del Sagrado Corazón al mediodía (EDT) el 10 de abril de la Catedral de Nuestra Señora de los Ángeles en Los Ángeles. El servicio bilingüe incluirá lecturas de las Escrituras y una breve homilía del arzobispo Gómez, seguida de la recitación de las letanías.

La transmisión en vivo estará disponible en el sitio web de la Arquidiócesis de Los Ángeles, www.lacatholics.org, y en la página de Facebook de USCCB, www.facebook.com/usccb. El texto de Las Letanías del Sagrado Corazón se puede encontrar en inglés y español en el sitio web de la arquidiócesis de Los Ángeles. 

"Recuerdo haber aprendido, cuando era niño, esa hermosa aspiración: 'Sagrado Corazón de Jesús, en voz confío'", dijo el arzobispo Gómez a Ángelus, el medio de noticias en línea de la Arquidiócesis de Los Ángeles. Creo que podría ser hermoso que todos nosotros, en este tiempo difícil, juntos, acudamos al Sagrado Corazón de Jesús, encontrando paz y comprendiendo que tenemos que amarnos los unos a los otros como Jesús nos ama." 

Un comunicado de prensa de la USCCB del 2 de abril que anunciaba la oración nacional dijo: "Orando juntos como nación, el arzobispo pide que busquemos la sanación para todos los que están enfermos, sabiduría para aquellos cuyo trabajo está deteniendo la propagación del coronavirus y fortaleza para todos los hijos de Dios". 

Además, con un permiso especial recibido de la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede, una indulgencia plenaria está disponible para aquellos que se unen al arzobispo Gómez en la rezar las Letanías del Sagrado Corazón el Viernes Santo. 

Una indulgencia plenaria elimina todo el castigo temporal debido a los pecados y puede aplicarse a uno mismo o a las almas del difunto (Catecismo de la Iglesia Católica, no 1471). 

Para recibir esta indulgencia, los fieles tendrían que: rezar la Letanía del Sagrado Corazón el Viernes Santo; estar verdaderamente arrepentidos de cualquier pecado que hayan cometido y recibir el sacramento de la reconciliación (lo antes posible); y orar por las intenciones del Papa Francisco. 

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús se hizo popular después de que Santa Margarita María Alacoque, monja del siglo XVII, recibiera una serie de visiones de Jesús. Le dijo que quería mostrar a la humanidad su amor por ellos fomentando la devoción al "corazón que tanto amaba a la humanidad". 

Muchos se negaron a creer en el relato de Santa Margarita sobre sus visiones, pero su director espiritual, San Claude de la Colombiere, llevó un registro de lo que había visto. Finalmente, la iglesia revisó estos relatos, pero no fue hasta 1899 que el Papa León XIII aprobó las Letanías del Sagrado Corazón de Jesús para uso público. 

Las letanías comienzan, al igual que otras aprobadas por la iglesia, con peticiones a las tres personas de la Santísima Trinidad. Contiene 33 invocaciones al Corazón de Jesús, con la respuesta, "Ten piedad de nosotros" y se cierra con la oración al Cordero de Dios. 

La imagen del corazón de Cristo atravesada de espinas, pero que aún arde de amor, está ampliamente asociada con esta devoción.



Traducido y editado por Patricia Montana/El Centinela