El obispo de Brooklyn Robert J. Brennan se ve en esta foto del 29 de septiembre de 2021 en la Concatedral de San José en Brooklyn, Nueva York (foto CNS / Gregory A. Shemitz)
El obispo de Brooklyn Robert J. Brennan se ve en esta foto del 29 de septiembre de 2021 en la Concatedral de San José en Brooklyn, Nueva York (foto CNS / Gregory A. Shemitz)

BROOKLYN, N.Y. (CNS) — En su homilía en la misa Crismal vespertina del 12 de abril, el obispo de Brooklyn, Robert J. Brennan, habló sobre el tiroteo en el metro que ocurrió temprano en el día y dijo: "Estábamos conmocionados hasta la médula esta mañana, justo aquí en el distrito de Brooklyn, cuando la violencia nos golpeó en casa".

"Esta noche, rezamos muy fervientemente por los heridos, los pasajeros del tren y el equipo de respuesta de la policía. Oramos por su sanación y restauración de salud. Oramos por todos los que están ahí afuera todos los días velando, protegiéndonos a nosotros, de muchas maneras", dijo.

Los comentarios del obispo Brennan hicieron eco de una declaración que emitió poco después de los informes tras un tiroteo en la estación de metro de Sunset Park.

Reuters, CNN y otros medios de comunicación informaron que durante la hora pico de la mañana, un hombre con una máscara antigás lanzó una lata de humo y abrió fuego contra la multitud en un tren y en la plataforma de la estación en una parada de metro en el distrito de New York, en Brooklyn.

Inmediatamente tras el tiroteo comenzó una persecución masiva del presunto tirador, más tarde identificado como Frank R. James, de 62 años, e inicialmente descrito como una persona de interés. A la mañana siguiente, la policía dijo que él era el único sospechoso.

A la policía de Nueva York se unieron otros oficiales estatales y federales en la persecución del sospechoso.

James fue arrestado a primera hora de la tarde el 13 de abril, según un tuit publicado poco antes de las 2 p.m. EDT por el reportero de WNBC-TV Myles Miller:

"El sospechoso está bajo custodia según cinco altos funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. Fue arrestado en East Village (de la ciudad de Nueva York) esta tarde".

Se anunciarán más detalles sobre su arresto en una conferencia de prensa en la tarde.

Al menos 23 personas resultaron heridas en el tiroteo. Diez de ellos fueron alcanzados por disparos; la mayoría fueron tratados y dados de alta del hospital. Otros fueron atendidos por inhalación de humo o lesiones sufridas por metralla de bala o en la aglomeración de personas en pánico huyendo.

Los informes noticiosos dijeron que el presunto pistolero dejó caer un juego de llaves en la escena del tiroteo que los llevó a una camioneta U-Haul estacionada a unas pocas millas de la estación de metro. James había alquilado la furgoneta en Filadelfia.

También dejó una bolsa con un hacha, dos botellas de gas y una pistola automática que aparentemente se atascó, tal vez salvando vidas.

James, quien según la policía tiene direcciones en Filadelfia y Wisconsin, ha sido vinculado a videos incoherentes publicados en un canal de YouTube.

"Muchos de los videos que James subió incluían referencias a la violencia, incluso a un grupo determinado de personas que creía que lo habían difamado, además de amplios grupos sociales y raciales que parecía odiar", informó CNN.

James, que es negro, “despotrica sobre el abuso en las iglesias y el racismo en el lugar de trabajo, utilizando un lenguaje misógino y racista", agregó CNN.

Reuters describió la estación de metro donde ocurrió el tiroteo como un área "conocida por su próspero barrio chino y las vistas de la Estatua de la Libertad".

Las autoridades no han especulado sobre el motivo de James para el tiroteo.

"Vemos que a veces prevalece el mal, pero sabemos que no es la respuesta final", dijo el obispo Brennan en su homilía de la Misa crismal.

"Y siempre, esta mañana, sin excepción, vemos que cuando el mal prevalece, la bondad de las personas se vuelve aún más fuerte.

"El poder de Jesús resucitado de entre los muertos está siempre, siempre en acción, recordándonos que (el mal) no es la respuesta final".

Durante la Misa en la Concatedral de San José en la sección Prospect Heights de Brooklyn, el obispo consagró los aceites que se utilizarán el próximo año para ungir a los enfermos, bautizar catecúmenos e infantes, ordenar sacerdotes y ungir altares.

El obispo Brennan también dirigió a cientos de sacerdotes y diáconos en la renovación de sus promesas de servicio a la iglesia.