Ante el alarmante incremento de contagios y hospitalizaciones por el virus Covid-19, la gobernadora Kate Brown anunció el viernes 13 un “congelamiento” de dos semanas, efectivo a partir del miércoles 18 de noviembre hasta el dos de diciembre, en un nuevo esfuerzo por detener la rápida propagación del virus.

La medida limita el número de asistentes a celebraciones al interior de las iglesias a un máximo de 25 personas y 50 en exteriores.

“Estas medidas para reducir el riesgo son fundamentales para limitar la propagación de Covid-19, disminuir el riesgo a enfermedades graves en las comunidades más vulnerables y ayudar a conservar la capacidad hospitalaria para que todos los oregonianos puedan seguir teniendo acceso a la atención médica de calidad”, afirma el comunicado de prensa.

Aunque la mayoría de los establecimientos en Oregon permanecerán abiertos, los gimnasios, museos, piscinas, teatros, acuarios, zoológicos y demás lugares de entretenimiento serán obligados a cerrar.

Los restaurantes y bares solo podrán ofrecer comida para llevar y las reuniones sociales estarán restringidas a seis personas provenientes máximo de dos familias.

La gobernadora advirtió que las personas que infrinjan las restricciones podrán enfrentan multas o arrestos.

“Desde que anuncié una pausa de dos semanas, estamos viendo un aumento alarmante tanto en el número de contagios como en el de hospitalizaciones”, afirmó la gobernadora Brown.

“La medida de “congelamiento” de dos semanas no afecta los protocolos de seguridad sanitaria actualmente vigentes para servicios personales como peluquerías, salones de belleza y centros de masajes estéticos, albergue para personas sin hogar, jardines infantiles, programas de recreación al aire libre, programas para jóvenes, escuelas, prácticas de deportes escolares permitidos actualmente al igual que los deportes de primera división y educación superior los cuales operan de acuerdo con las indicaciones provistas por la Autoridad de Salud de Oregon”, se lee en el comunicado.

El último reporte de la Autoridad de Salud de Oregon, emitido el 12 de noviembre de 2020, informa que, durante la semana del 2 al 8 de noviembre, se registraron 5177 nuevos casos de infección por COVID-19, un 46% más que el recuento de la semana anterior de 3542.

Esta es la tercera semana consecutiva con los indicativos más altos durante la pandemia. El número de personas que recientemente se hicieron la prueba aumentó a 34307 y el porcentaje de pruebas positivas aumentó bruscamente al 11.9%.

42 oregonianos fallecieron en casos asociados con COVID-19, en comparación con 37 la semana anterior y 212 personas fueron hospitalizadas.

Las personas de 20 a 49 años representaron el mayor porcentaje de infección con el 55%, a pesar de que representaron el 39% de la población total. Los menores de 30 años representaron el 37% de los casos.