Frente a la tensión entre Irán y Estados Unidos, el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) y Arzobispo de Los Ángeles, Mons. José Gomez, pidió orar para que Dios “fortalezca a los pacificadores, consuele a los que sufren y proteja a los inocentes”.

En un comunicado sobre la situación en Irán compartido el martes 7 de enero, el Prelado señaló que es necesario la oración para que los líderes del mundo prosigan el diálogo y la búsqueda de la paz.

“Por favor, únanse a mí para pedir a nuestra Santísima Madre María, la Reina de la Paz que interceda”, señaló Mons. Gomez.

Finalmente, pidió a Jesús que “fortalezca a los pacificadores, consuele a los que sufren y proteja a los inocentes y a todos los que están en peligro, especialmente a los hombres y mujeres de nuestras fuerzas armadas y el servicio diplomático”.

Tensión bélica entre Estados Unidos e Irak

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó el ataque con drones que el 3 de enero mató en el aeropuerto internacional de Bagdad (Irak) a Qasem Soleimani, cabeza de la Quds, la Guardia Revolucionaria iraní, así como al líder de la milicia iraquí Abu Mahdi al-Muhandis. 

El ataque aéreo siguió a un ataque contra la embajada de Estados Unidos en Bagdad. Los funcionarios estadounidenses aseguran que Soleimani había planeado ataques adicionales contra Estados Unidos.

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, juró venganza tras el ataque a Soleimani, y Trump amenazó en un tuit el pasado 4 de enero con atacar sitios culturales iraníes si Irán ataca cualquier objetivo estadounidense, una medida que posteriormente fue rechazada por funcionario del Pentágono.

Cantos de “muerte a América” se escucharon en el funeral de Soleimani el pasado 6 de enero. Este 8 de enero, en horas de la mañana, Irán lanzó unos 22 misiles contra dos bases iraquíes que albergan tropas estadounidenses, no hubo víctimas estadounidenses.