Un informe de la Comisión Nacional del Agua en un mapa muestra la región de México afectada por la sequía. (Foto captura de pantalla sitio web gobierno de México/Conagua) ACI Prensa
Un informe de la Comisión Nacional del Agua en un mapa muestra la región de México afectada por la sequía. (Foto captura de pantalla sitio web gobierno de México/Conagua) ACI Prensa

Mons. Hilario González García, obispo de Saltillo, México, hizo un llamado a los fieles a rezar con fervor a Dios, suplicándole que ponga fin a las sequías y los incendios forestales que agobian el norte del país, y conceda “la lluvia necesaria”.

En comunicado emitido el 19 de mayo, Mons. González García dijo que “ante el incendio forestal que acontece en la Sierra de Arteaga y de Saltillo los invito a orar sin cesar por el don de la lluvia”.

“Que el Dios de la creación escuche nuestro clamor y tenga misericordia de nosotros”, exhortó.

“El incendio no solo causa estragos en contra del medio ambiente, afecta sin duda a nuestros hermanos que habitan en esta región”, dijo el Prelado.

El obispo de Saltillo, en el estado mexicano de Coahuila, hizo además “un llamado a su generosidad para que participen de las actividades de donación y recolección de víveres, que serán de mucha ayuda para los brigadistas y campesinos”.

“Pido la maternal intercesión de María Santísima para que Dios, dé fortaleza a los brigadistas, auxilio a los campesinos y sabiduría a nuestras autoridades”, expresó.

Este 19 de mayo, el Gobierno del estado de Coahuila confirmó que “se mantienen activos 9 incendios forestales”.

Los incendios forestales se producen en medio de una intensa sequía que afecta a cerca del 80% del país.

De acuerdo al informe más reciente de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), estados del norte de México como Baja California, Baja California Sur, Aguascalientes y Sonora tienen el 100% de sus municipios afectados por la sequía.

Otros estados con importante parte de su territorio afectado por la sequía son Coahuila, Chihuahua, Nayarit, Nuevo León, Sinaloa y Durango.

El obispo de Saltillo también alentó a los fieles católicos a rezar esta plegaria a Dios por el fin de la sequía:

Dios todopoderoso, de quien depende todo nuestro ser, actividad y vida, concede a nuestros campos y a nuestras ciudades la lluvia necesaria, a fin de que, asegurado nuestro sustento diario, podamos, con tranquilidad, buscar los bienes eternos. Por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amen.