Servicio Católico de Noticias
La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos reaccionó sobre un caso de una corte federal.
Servicio Católico de Noticias
La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos reaccionó sobre un caso de una corte federal.
WASHINGTON D.C. (USCCB).- La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos expresó su desaliento ante el fallo de la corte que establece la exención moral y religiosa al mandato del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

En respuesta al fallo del pasado lunes 14 de enero, donde la corte federal de Pensilvania otorgó una orden judicial a nivel nacional que prohibía la exención moral y religiosa ampliada al mandato del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), el Cardenal Daniel N. DiNardo de Galveston-Houston, Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), el Arzobispo Joseph F. Naumann de Kansas City, Kansas, Presidente del Comité de Actividades Provida de la USCCB, y el Arzobispo Joseph E. Kurtz de Louisville, Presidente del Comité de Libertad Religiosa de la USCCB, emitieron la siguiente declaración:

“El fallo de la corte del pasado lunes 14 de enero, que congela estas regulaciones de sentido común deja a aquellos con objeciones de conciencia o religiosas al mandato del HHS en el limbo. En un país libre, nadie debe ser obligado a facilitar o financiar cosas como la anticoncepción, la esterilización y los medicamentos y dispositivos que inducen el aborto, que van en contra de sus creencias fundamentales. Oramos para que esta decisión sea apelada y para que las cortes futuras respeten los argumentos de libre ejercicio de las Hermanitas de los Pobres y muchos otros que simplemente buscan la libertad de servir a sus vecinos sin la amenaza de multas gubernamentales masivas sobre sus cabezas”.