BALTIMORE (USCCB).- La Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU. expresa su pesar por la muerte del presidente George H.W. Bush.

El Cardenal Daniel N. DiNardo, Arzobispo de Galveston-Houston y Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, ha emitido la siguiente declaración sobre el fallecimiento del presidente George Herbert Walker Bush.

“Nos unimos a personas de todo el país mientras lamentamos el fallecimiento del presidente George H.W. Bush. Recordamos con gratitud a este gran hombre que pasó su vida desinteresadamente al servicio de su país. Con un compromiso inquebrantable de construir puentes de paz y garantizar las libertades de nuestra nación, también inspiró a muchos como un devoto esposo, padre y patriarca de la familia. En nombre de mis hermanos obispos de los Estados Unidos, oramos por el descanso del alma de nuestro cuadragésimo primer presidente al recordar una vida bien vivida. También ofrecemos nuestras más sinceras condolencias y oraciones por su familia afligida y por todos aquellos que lloran su muerte. Que encuentres paz y consuelo en el amor consolador de Jesucristo".