Servicio Católico de Noticias
"Siéntanse como migrantes ante el Señor”, dijo el Papa Francisco a los misioneros scalabrinianos quienes estaban en Roma para la reunión de su capítulo general.
Servicio Católico de Noticias
"Siéntanse como migrantes ante el Señor”, dijo el Papa Francisco a los misioneros scalabrinianos quienes estaban en Roma para la reunión de su capítulo general.

VATICANO (CNS).- Los países no se desarrollan solos, pero son construidos por migrantes, dijo el Papa Francisco.


Y los migrantes en muchos casos deciden viajar en grupos a una tierra nueva, como los que están cruzando América Central dirigiéndose hacia la frontera entre Estados Unidos y México, él añadió en comentarios improvisados ante un grupo de misioneros scalabrinianos el 29 de octubre.


Los misioneros, quienes estaban en Roma para la reunión de su capítulo general, ministran en comunidades migrantes, ayudando a refugiados y personas desplazadas.


El Papa les agradeció su trabajo, señalando el mandato bíblico de "acoger al forastero" y hablando de la importancia de saber cómo hacer bien ese acto caritativo.


"Es cierto que hoy día hay una ola de cerrarse al forastero y hay tantas situaciones de contrabando de personas extranjeras; el extranjero es explotado", él dijo.


El Papa dijo que Argentina, su país de origen, "es un coctel de oleadas de migración".


Recordando cuántos migrantes fueron bien recibidos donde su padre trabajaba después de la Segunda Guerra Mundial, él dijo que "Argentina tiene experiencia acogiendo porque había trabajo y también había una necesidad".


"Porque los migrantes construyeron un país, igual que construyeron Europa. Porque Europa no nació simplemente así. Europa fue hecha por muchas oleadas de migrantes a través de los siglos", él dijo.

Él le dijo al instituto religioso que la importancia de la comunidad puede verse en cuán a menudo los migrantes viajan juntos como grupo, como "la caravana que está yendo de Honduras a Estados Unidos".


“A veces (el migrante) tiene que ir solo, pero es normal mantenerse juntos porque nos sentimos más fuertes" de esa manera durante el viaje "y es allí donde está la comunidad", él dijo.


El Papa pidió a los religiosos que trabajaran con sentido de comunidad, igual que los migrantes que ellos ayudan. Usó el ejemplo de un jugador de fútbol quien está libre de actuar por su cuenta, pero dijo que lo mismo no es posible para miembros de órdenes religiosas porque en la vida religiosa los "agentes libres fracasan".


"Siéntanse como migrantes, sí, siéntanse como migrantes en necesidad, migrantes ante el Señor", tocando a su puerta en oración como los migrantes tocan a la puerta de los países receptores y vivan como "migrantes entre ustedes mismos", manteniéndose juntos en la vida comunal, él dijo.