Concluido el rezo del Ángelus ante los fieles congregados en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el Papa Francisco expresó su oración por las víctimas de tres tiroteos ocurridos en Estados Unidos en menos de una semana, cobrando más de 30 víctimas.

“Estoy espiritualmente cerca de las víctimas de los episodios de violencia que en estos días han ensangrentado a Texas, California y Ohio, en los Estados Unidos, golpeando a personas indefensas”, expresó.

“Los invito a unirse a mi oración por aquellos que han perdido la vida, por los heridos y sus familias”, dijo, para luego rezar un Ave María por todos ellos.

El 28 de julio un sujeto ingresó al Gilroy Garlic Festival, el Festival del Ajo de Gilroy, en el estado de California, abriendo fuego en la sección de comidas con un arma semiautomática. El ataque cobró la vida de tres personas y el asesino, confrontado por las autoridades en la zona, se suicidó de un disparo en la cabeza. Otras 12 personas resultaron heridas.

En la mañana del 3 de agosto, un hombre armado ingresó y abrió fuego en una tienda de Walmart, en el centro comercial Cielo Vista de El Paso, estado de Texas. El sujeto, arrestado por las autoridades, causó la muerte de 20 personas, entre ellos tres ciudadanos mexicanos. Se registraron otras 26 personas heridas.

Un tercer tiroteo se registró este 4 de agosto alrededor de la 1:00 a.m. (hora local) en Dayton, estado de Ohio. De acuerdo con las autoridades, el sujeto mató a nueve personas antes de ser abatido por la policía. Otras 26 personas resultaron heridas.