Un sacerdote de origen mexicano, que sirve en la diócesis de Yakima en el estado de Washington, es el primer presbítero diagnosticado con coronavirus o COVID19 en Estados Unidos. 

El padre Alejandro Trejo, de la parroquia Nuestra Señora del Desierto (Our Lady of the Desert )en la localidad de Mattawa, tuvo fiebre alta el primero de marzo y ese mismo día se puso en cuarentena. El día 7 ingresó a un hospital con algunos síntomas de neumonía y este fin de semana fue diagnosticado con coronavirus.

“El Padre Alex se sigue recuperando bien y apreciamos las oraciones de muchos, muchos parroquianos y el excelente cuidado del personal del hospital”, dijo el Obispo de Yakima, Mons. Joseph Tyson, en una declaración este domingo 15 de marzo. 

“También estamos muy agradecidos al distrito de salud del condado”, agregó el Prelado, cuya diócesis ha trabajado intensamente para identificar a los que han estado cerca al sacerdote durante el mes pasado.

El padre Trejo estuvo en febrero en una peregrinación en Tierra Santa. Volvió a Estados Unidos el día 18 de ese mes y quienes hicieron el viaje con él ya han sido identificados por las autoridades sanitarias.

Antes del diagnóstico del padre Trejo, la Diócesis de Yakima ya había tomado algunas medidas ante el coronavirus incluyendo la limpieza profunda de la iglesia parroquial, los salones y la rectoría.

El sacerdote de 48 años está hospitalizado en una unidad de aislamiento. El Obispo lo ha visitado dos veces siguiendo las medidas sanitarias adecuadas para no contagiarse. 

El padre Trejo fue ordenado en el año 2003. Es originario de Ciudad de México y es ciudadano estadounidense desde hace ocho años. Se espera que sea dado de alta en una semana para que siga su recuperación en una residencia privada.

El estado de Washington ha sido el epicentro de la pandemia del coronavirus en Estados Unidos desde que se anunció el primer enfermo el 21 de enero. Desde entonces más de 600 personas han sido diagnosticadas en el estado y al menos 40 han muerto.