La hermana Maria Concetta Esu, una hija de San José de 85 años, besa la mano del Papa Francisco después de que el Papa le otorgó la Cruz Pro Ecclesia et Pontifice durante su audiencia general en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, 27 de marzo de 2019 (Foto CNS / Vatican Media a través de Reuters)
La hermana Maria Concetta Esu, una hija de San José de 85 años, besa la mano del Papa Francisco después de que el Papa le otorgó la Cruz Pro Ecclesia et Pontifice durante su audiencia general en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, 27 de marzo de 2019 (Foto CNS / Vatican Media a través de Reuters)

Al finalizar la audiencia general del Papa Francisco de este miércoles 27 de marzo, el Santo Padre agradeció a sor María Concetta Esu, de la Congregación de las Hijas de San José de Genoni, por la misión en África que realiza hace casi 60 años.

“Hoy tenemos la alegría de tener una persona con nosotros que deseo presentarles”, dijo el Papa ante los miles de fieles reunidos en la Plaza de San Pedro quien explicó que conoció a la religiosa de 85 años durante su viaje a Bangui (República Centroafricana).

El Santo Padre señaló que sor María Concetta es misionera en África desde hace casi 60 años en donde sirve en el ámbito de la obstetricia “en su vida ella ha ayudado a nacer alrededor de 3 mil bebés ¡Qué maravilla!”, exclamó el Papa.

Además, el Pontífice destacó que la religiosa está de visita en Roma para un encuentro en su Congregación y, pensó “aprovechar esta ocasión para darle un signo de reconocimiento y decirle un ‘grande gracias’ por su testimonio”.

Por ello, el Santo Padre le ofreció un reconocimiento en su nombre y de la Iglesia. “Es un signo de nuestro afecto y de nuestro ‘gracias’ por todo el trabajo que has hecho en medio a las hermanas y hermanos africanos, al servicio de la vida, de los niños, de las madres, de las familias”.

“Con este gesto dedicado a ti, tengo la intención de expresar mi gratitud también a todos los misioneros, sacerdotes, religiosos y laicos, que esparcen las semillas del Reino de Dios en todas las partes del mundo. Su trabajo es grande. Ustedes ‘queman’ su vida sembrando la palabra de Dios con su testimonio... Y en este mundo, ustedes no hacen noticias”, afirmó.

Por último, el Papa explicó que sor María Concetta volverá a África por lo que pidió a todos acompañarla con la oración y animó para que “su ejemplo nos ayude a todos a vivir el Evangelio allí en donde estamos”.